•  |
  •  |

El caribeño Dwight Britton debutará con la Selección Nacional en el Mundial en Panamá, 21 años después de que se despidiera su padre, Erly, de la camiseta nacional en Edmonton, también en un Mundial, del que Nicaragua se llevó el subcampeonato en 1990.

Erly en ese entonces era el mejor pelotero del país. Ahora su hijo, Dwight va a su primer reto, y no es que debe emular a su padre, sino que bastará con que responda a las expectativas que se tiene de su talento, y más aún si se le ubica, como suponen, de lead-off de Nicaragua.

“Sé que mi principal problema es que me poncho demasiado. Pero este año comencé a buscar más contacto con la pelota, batear a la banda contraria.

Mi estadía también en esta selección me ha servido de mucho, por ejemplo, Ofilio Castro me ha dado algunos detalles para mejorar en mi tacto y sinceramente he sentido la diferencia”, comentó Britton.

Britton en Las Menores, con los Marineros, ha sufrido 50 ponches o más en cada campaña desde el 2007 y en el pasado “Pomares” aunque esa frecuencia disminuyó, vio pasar la bola en 42 oportunidades, pero al menos también recibió 42 bases por bolas.