•  |
  •  |

Catorce años después de su debut, Julio César Raudez continúa siendo carta de garantía con la Selección Nacional. Ya no es aquel chavalo de 21 años que le imprimía potencia a cada envío, ahora maneja las situaciones, y en el Mundial de Panamá debe ser uno de los hombres fundamentales para asegurar partidos.

Raudez, un auténtico “Hijo de tigre”, es uno de los lanzadores con más victorias con el uniforme de la Selección, con 12 contra 9 derrotas más tres rescates en fases clasificatorias. En 148.2 innings resumidos en 34 apariciones en la colina, el diestro lanza para 2.78, por 46 carreras limpias de un total de 52 admitidas. Ha permitido 11 jonrones, cuatro de ellos en su último torneo, el Premundial de Mayagüez.

Es el más trabajado en el staff y también el que ha tenido más acción en Series Mundiales, con 4, en las que acumula globalmente dos triunfos y 4 reveses, actuando en 11 partidos.

Debutó en el Mundial de Italia en el 98, y en tres apariciones tuvo balance 1-1, ganándole a Estados Unidos 9x2 en 7.2 innings, permitiendo jonrones de Ryan Ludwick y Patrick Boyd. Perdió en la Semifinal contra Cuba, explotando en 2.2 episodios.

Ya firmado en el béisbol organizado, fue al Mundial de Taiwan en 2001, y en dos salidas perdió ante Taiwan. Para el 2005 en Holanda, salió 1-1, tirando 2.53, blanqueando a República Checa y perdió ante Japón. Para el 2009, fue relevista, tiró para 2.00 en cuatro salidas y perdió contra Puerto Rico el último partido del torneo, afectado por los errores.