•   Las Vegas/Nevada Enviado Especial/END  |
  •  |
  •  |

Eran las 3:30 de la tarde, la temperatura aquí marcaba 40 grados centígrados, pero dentro de esas cuatro paredes del gimnasio IBA, ubicado en los alrededores de la zona hotelera, cerca del desierto, se sentía que uno estaba parado dentro de un horno de presión.

Ahí, metido de lleno en su trabajo, sin escatimar esfuerzos y poner cuestionamientos a su tarea, el campeón mundial de las 108 libras AMB, Román ‘Chocolate’ González, sudó tanto que parecía mantequilla sobre una paila caliente.

“Te dije antes de venir al gimnasio que cuando me meto a entrenar lo hago con todo, no ando rehuyendo ni poniendo peros, hago lo que se tiene que hacer y punto”, admite el púgil capitalino.

Román ha estado moviéndose entre las 110 hasta 113 libras, porque ha estado comiendo y tomando líquido con pocas restricciones. Ese tonelaje podría considerarse excesivo para alguien que el viernes a las 5 de la tarde (6 hora nuestra), tiene que marcar 108 libras.

No obstante, su entrenador Arnulfo Obando garantiza que no habrá problemas, que ayer después de esa sesión de sombra de 20 minutos, seguida por 10 de cuerda, 12 de saco, 6 de pera loca y 10 de soltura, su pupilo marcó 110 libras y a partir de este miércoles se aminorará alimentos y bebidas.

“Todo marcha bien, como lo planeado. Yo conozco a mi peleador y sé cuando hay que apretarlo y cuándo hay que ser flexible. Vos vistes que trabajo con normalidad y sudó bastante hasta marcar en esta báscula 110 libras”, dijo Obando.

Según el promotor japonés que organiza esta cartelera en Las Vegas y que maneja la carrera de ‘Chocolate’ en el extranjero, Akihito Honda, la báscula donde  controló su tonelaje está media libra encima de la oficial, que evidencia que el nica anda 1.5 libras sobre el peso.

“No hay nada que temer, tampoco significa que vamos a confiarnos, pero me siento contento con la faena que se hizo y que llegará a su objetivo final después de la ceremonia de pesaje y la pelea del sábado”, indicó el estratega pinolero.

Para este miércoles a las dos de la tarde hará un entrenamiento público, pero Román después cumplirá con su respectiva sesión de trabajo.