•   Las Vegas/Nevada Enviado Especial/END  |
  •  |
  •  |

Román ‘Chocolate’ González necesitó de la primera oportunidad para estrangular la báscula y dejar su tonelaje en 108 libras, mientras que el mexicano de 31 años Omar ‘Lobito’ Soto fracasó en su pretensión de marcar la categoría y congeló el péndulo en 112, lo que sorprendió a todos los presentes en la ceremonia de pesaje realizado en el Ballroom Marquee en el MGM Grand.

La situación obligó al exretador a la corona que aún pertenece a González a tomarse la hora reglamentaria para eliminar el sobrepeso de cuatro libras, sin embargo, después de ir correr, hacer sombra y soltura, no pudo reducir más que media libra para quedar en 111.5.

Esa cantidad de peso del mexicano reduce su bolsa (salario) hasta un 45%, porque ‘Chocolatito’ recibirá una indemnización debido a la falta de profesionalismo de Soto.

“Yo estoy dispuesto a pelear, aún con la ventaja de peso que me lleva voy a buscar cómo poner en alto a Nicaragua. Me van a tener que pagar un porcentaje de la bolsa de Soto, pero la pelea va”, dijo Román horas después de la ceremonia de pesaje.

Por su parte, el peleador mexicano que ya fracasó en su primer objetivo y ojalá tenga la misma mala suerte en la pelea, solo logró expresar: “Yo quise cumplir con las 108 libras pero no pude, hice todo para bajar pero mi cuerpo no respondió. Hasta estuve en un baño sauna para bajar, pero no pude”, dijo Soto.

¿Un gran riesgo para Román esta pelea?... Definitivamente sí. Creo que aún antes de conocer lo del pesaje consideraba a Soto un rival fuerte, ahora a pesar del desgaste que tuvo, sacará una gran ventaja (3.5 libras) al nicaragüense, que tendrá la más complicada prueba de fuego.

Se trata de un combate disparejo, un Minimosca (108 libras) ante un peso Mosca (112), aunque también servirá para calibrar la capacidad de ‘Chocolate’, quien planea en un futuro buscar el fajín de esa categoría.

La pelea para Román sigue siendo por el título, si gana o empata retiene el cinturón, si pierde el cetro queda vacante. De tal manera que esta noche en el MGM Grand el nicaragüense tendrá la más peligrosa de sus peleas.