•  |
  •  |

Mientras el Real Madrid, utilizando el punch de Higuaín quien marcó tres goles se imponía 4-0 al bravo Español, mostrando su contundencia, el Barcelona, con el genio de Lionel Messi engavetado, sin poder sacarle provecho a su abrumadora posesión del balón, se conformó con una difícil victoria por 1-0 frente al Sporting, con gol de Adriano en el minuto 11, tomando un rebote provocado por disparo de Xavi contra el poste izquierdo.

El triunfo le permite al Barsa alcanzar 17 puntos y mantenerse en la cima junto con el Levante, con el Madrid detrás, a un paso, listo para lanzarse al asalto, igualado con el Málaga y el Valencia después de siete jornadas.

Raramente, el siempre hambriento Cristiano Ronaldo, no pudo marcar su octavo gol, pero Higuaín con su olfato, poder y precisión reactivados, sepultó a un Español, que por lo menos en tres ocasiones rozó la posibilidad de perforar a Casillas. El gol de mejor trazado, fue el segundo del Madrid, con Arbeloa metiendo una pelota rasante desde atrás para acompañar el sprint de Higuaín por la derecha en el minuto 65, culminado con un soberbio taponazo del ariete argentino, que se incrustó en el ángulo superior izquierdo. Una jugada de belleza geométrica.

Las ausencias de Iniesta, Fábregas, Alexis, Piqué y Puyol no impidieron que en Gijón, el Barsa se adueñara del balón con estilo dictatorial, pero no pudo ser lo suficientemente productivo al carecer de definición batallando con el cierre de espacios aplicado por la multiplicada defensa del Sporting, graduada en frustrar las últimas maniobras.

Las genialidades de Messi permanecieron ocultas. Interceptado y derribado en el área, por una pierna estirada desde atrás, Messi vio como el árbitro ignoró la acción correspondiente al primer tiempo y no señaló el penal esperado, mientras la importancia del gol firmado por Adriano con su zurda, crecía minuto a minuto hasta el silbato final, con el Barsa quedando en deuda con el espectáculo.

Ronaldo, un gol detrás de Messi, estuvo cerca de sacudir las redes tres veces, pero una y otra vez, fue estorbado en la última gestión. De su botín derecho, salió el pase horizontal que Callejón remató frente al área pequeña en el minuto 81, ampliando 3-0 la diferencia, antes del sello puesto por Higuaín, con su tercera estocada del partido y festejo de una gran actuación.