•   ST. LOUIS  |
  •  |
  •  |
  • Daily News

Si los Filis habrían  podido contemplar en su bola de cristal hace una semana y ver que Jimmy Rollins estaría bateando .562 en cuatro partidos de la Serie Divisional de la Liga Nacional con seis carreras anotadas, cuatro dobles, una base por bolas y dos bases robadas, ellos podría haber hecho un par de supuestos.
Uno de ellos es que ellos habrían acabado con los Cardenales de San Luis en la primera ronda, y el otro, que Rollins bien podría haber sido votado como el Jugador Más Valioso de la Serie
Divisional.
Es un hecho que Rollins jefea a estos Filis. Una de las tantas veces citadas estadísticas: Los Filis se fueron 48-14 (.774) durante la temporada regular del 2011, cuando anotó una carrera.
“Eso es verdad”, dijo el entrenador de bateo Greg Gross. “Pero no puede ser un hombre. No creo que haya ninguna explicación. Cuando las cosas van como van, es una bola de nieve al igual que las cosas buenas. Jimmy se nos va [con un doble abriendo entrada] y se notaba como que íbamos a estar en un rollo muy bueno. “
En la casa club de los Filis, los jugadores insistieron en que no habrá una presión adicional sobre ellos hoy por la noche, a pesar de que este es un equipo que sabía  entrando la temporada que cualquier cosa que no fuera  ganar la Serie Mundial sería visto como una decepción.
Rollins dijo directamente. “La verdad es que no es como cualquier otro juego”, admitió. “Ganas o te vas a casa.
“Es divertido. Es una situación de presión. Esto es por lo que jugamos. Esto es por lo que nos pagan, para estar en estas situaciones. Y yo no creo que nadie aquí tenga miedo de ella. Naturalmente, una vez que el juego está en su camino, esa es la parte más difícil. Jugar el juego, se convierte en el béisbol de nuevo. Esa parte no es necesariamente fácil, pero estás relajado cuando llegas allí. Cuando usted tiene que sentarse y pensar en ello por un día es cuando se puede poner un poco apretado.
“Pero tenemos una noche para pensar en ello, luego un día para despejar la mente y prepararse para [mañana]. Todo el mundo en este club está deseando que llegue. Sí, queríamos que terminara  aquí en San Luis, pero ahora tenemos un juego 5 y no hay mejor lugar para hacerlo que en nuestro parque”.