•  |
  •  |

Incluyamos a Descartes en los box scores de la serie Yanquis-Tigres, sólo para demostrar que al no funcionar, Alex Rodríguez no existió. Imperdonable para un jugador con etiqueta de superestrella que cobra más de 30 millones de dólares. Te pagan eso para que incidas, no para que te hundas.

Por segundo año consecutivo, la última imagen que tenemos de unos Yanquis eliminados en la postemporada, es la de Alex Rodríguez ponchándose. En 2010 frente a Neftalí Feliz de Texas en la serie por el banderín de Liga, y ahora víctima del pitcheo de José Valverde.

Cierto, no fue solo culpa de Rodríguez, reducido a solo dos hits sencillos sin historia en 18 turnos para un minúsculo 111 puntos, porque Teixeira disparó apenas tres hits y Swisher cuatro, en tanto Sabathia, el “as”,  no pudo contribuir en la colina, entrando en acción como relevista en el juego crucial, sólo para admitir la carrera que garantizó la victoria de los rugidores. Entre Jeter, Teixeira y Rodríguez, se fueron de 12-0 en el último juego, sumergidos en una inutilidad escalofriante.

Alex tuvo una gran oportunidad de reivindicarse en el noveno. Con un swing de aquellos que lo llevaron a la esfera de lo grandioso, hubiese podido empatar el juego, pero se ponchó y se escucharon claramente los gruñidos en las tribunas. “¡Diablos ese tipo!”.

De acuerdo con la distribución de su salario, a Rodríguez le quedan seis temporadas por 143 millones. Los Yanquis podrían preferir a Brandon Inge y Don Kelly de los Tigres, que juntos son una ganga comparados con lo que cuesta Alex, pero están atados.

Mientras preparaba su fuga de Nueva York, porque no es agradable que mucha gente lo vea y le dé la espalda en Music Hall o en los restaurantes del Centro Rockefeller, Rodríguez habló de someterse a un adiestramiento intenso para  2012. Sin embargo, con 36 años, sus músculos no parecen estar para un plus-esfuerzo.

Difícilmente alguien espera que llegue a ser una aproximación de lo que fue.
Aquel Alex  de ribetes espectaculares parece haberse ido para nunca más volver, aunque si se restablece completamente de la rodilla y el pulgar, puede tener el vigor y la destreza para regresar por unas dos temporadas, como un bateador de 30 jonrones y 100 remolques. Eso no compensa lo que le pagan.

Ahora, si no puede lograrlo, tendrá que resignarse a formar parte de la tanda baja de los Yanquis, porque ningún equipo se interesará por asumir su contrato, si puede conseguir a alguien parecido a Ryan Braun, por mucho menos y por más tiempo.

dplay@ibw.com.ni