• |
  • |

Cada swing parecía arrancar brazos ayer en Milwaukee al abrirse las cortinas de la explosiva serie entre Cerveceros y Cardenales, por el banderín de la Liga Nacional. El equipo de casa, con una explosión de seis carreras contra Jaime García y Octavio Dotel en el quinto, hizo girar bruscamente la pizarra para conseguir una ruidosa victoria por 9-6, obviando que su “as” Zack Greinke, realizó un pitcheo flaqueante.

Durante la temporada, los de Milwaukee solo lograron ganar una vez, en las seis ocasiones en que Greinke permitió cinco o más carreras. Lo hicieron ayer borrando una desventaja de 5 por 2. Tres batazos impulsadores de dos carreras, doblete de Ryan Braun, y jonrones disparados por Prince Fielder y Yunieski Betancourt, metieron en las brasas a los Cardenales, y un relevo estrangulador ejecutado por Francisco Rodríguez y John Axford, con cuatro ponches en dos entradas, les cerró el ataúd en la primera batalla.

García, golpeado por un jonrón de dos carreras de Braun en el cierre del primer inning, dejó escapar esa ventaja de tres carreras, y los relevistas Octavio Dotel y Kyle McClellan, terminaron de hundir el barco, taladrándolo por debajo.

Los Cerveceros no necesitaron el mejor Greinke para adelantarse en la serie, pero el naufragio de García, hizo lamentar a los Cardenales no haber podido disponer de Chris Carpenter para defender esa diferencia de tres carreras frente a un equipo momentáneamente aturdido.

Hoy, Shaun Marcum abre los Milwaukee frente a Edwin Jackson, que es la selección de Tony LaRussa.