•  |
  •  |

El zurdo Mainor Mora, de 21 años, debutó en el XXXIX Campeonato Mundial de Beisbol en Panamá, y lo que menos pareció en la loma es que hacía su primera aparición con la Selección Nacional. De poco hablar fuera del terreno, pero con una determinación fría para lanzar en momentos difíciles, Mora se convirtió en el mejor relevista de Nicaragua. Porque pese a que permitió dos carreras a Cuba, también los mantuvo dominado en los primeros dos episodios hasta que dejó herencia en las bases y sus compañeros no pudieron mantener en cero su efectividad.

“Jamás me imaginé que iba a tener un Mundial tan especial. Me sentía preparado para hacer un buen trabajo pero el nivel con el que nos enfrentamos era para exigirnos más. En mi debut contra Venezuela estaba nervioso, pero después que saqué el primer out recuperé la confianza”, expresó el granadino que jugará la Liga Profesional con los Orientales.

“También creo que contribuyó mucho la responsabilidad que me dio Denis desde mi primer juego contra Venezuela, Australia y Cuba. Yo estaba ansioso por lanzarle a Cuba porque sentía confianza en mis pitcheos (sinker, slider), y quién no quiere medirse a los cubanos”, agregó el relevista.

Mora explicó que el manager de la Selección Nacional lo felicitó por el gran torneo que hizo en el Mundial. “Cuando tenés a alguien como Denis a la par, uno siente más motivación. Me pidió que me cuidara y mantuviera ese ritmo y ganas de trabajar para seguir aportando con la Selección”.

Antes que los cubanos le hicieran dos carreras a Mora, sumó 6.2 entradas sin permitir carreras, en una actuación impresionante para un pitcher debutante en un campeonato tan exigente.

“Me hubiera gustado que el equipo clasificara para poder disfrutar más de esta actuación pero no tuvimos suerte, no se bateó en el momento y eso nos dejó fuera”, concluyó.