•  |
  •  |
  • EFE

El equipo más ofensivo fue doblegado 1-0 por quien supo aprovechar mejor una oportunidad clara muy temprano en el primer tiempo y después supo resistir con firmeza constantes arremetidas desvaneciéndolas una a una.

El Manchester City derrotó 1-0 a un Manchester United sin Rooney, lesionado, ni Cristiano Ronaldo, sancionado. Lo hizo con el gol del brasileño Geovanni, ex del Barcelona, para firmar pleno de triunfos en los tres partidos de Liga que ha realizado.

El gol de Giovanni fue con un disparo de derecha desde fuera del área que se desvió ligeramente en el cuerpo de Vidic y entró junto al palo derecho del arquero Van Der Sar.

El United volvió a mostrar sus carencias en el remate. En la primera mitad el portugués Nani perdonó dos claras ocasiones.

El travesaño repelió en la segunda parte un cabezazo de Vidic, y el argentino Tévez acabó desperdiciando varias oportunidades.

Con Eriksson se ha desatado el optimismo en el City, mientras Ferguson atraviesa malos momentos en el United. Firma su peor inicio en quince años, con dos empates y una derrota.

Mientras el Manchester City aseguraba su tercer triunfo consecutivo funcionando con gran eficacia, el Liverpool y el Chelsea firmaron las tablas en un partido con polémica. El chico Fernando Torres, que vivía su primer partido en Anfield, marcó uno de los goles de la jornada.

Torres recibió apretado, proyectándose en el vértice izquierdo del área. Con velocidad regateó a Terry con el cuerpo, dando un toque al balón, y cruzó su disparo, inalcanzable para Cech (m.16). De esa forma, el Liverpool consiguió colocarse en ventaja 1-0.

Fue un gol de gran calidad que desató la locura en Anfield, donde el Liverpool fue superior a un Chelsea que pudo empatar en los últimos compases de la primera mitad, con un cabezazo de Terry, y se encontró con un penalti riguroso a su favor.

En el minuto 61, Malouda, sin intención de jugar el balón, chocó con Finnan. Lampard aprovechó la pena máxima y estableció el empate 1-1.

Acabaron volcados los “reds” que pusieron a prueba a Cech. Riise, Kuyt y Babel tuvieron las oportunidades más claras, pero no deshicieron un empate que dejó al Manchester City como nuevo líder en solitario de la Liga, tras su triunfo en el duelo local ante el United.