•  |
  •  |
  • END

La carrera por el séptimo puesto en la tabla general de posiciones del Campeonato Nacional de Fútbol se ha puesto más interesante que nunca, debido a que esta posición evita el repechaje de los equipos de Primera División contra el segundo y tercero de Segunda.

Mientras Diriangén, Ferreti y Estelí disputan las primeras plazas del torneo de Clausura, y con Bluefields casi salvado de las complicaciones, en la parte de abajo hay una verdadera batalla por evitar un posible descenso.

Conforme la reglamentación de esta Liga, el octavo y noveno lugar de Primera División jugarán contra el segundo y tercero de la Segunda División. Ya está fuera el Jalapa, que será sustituido por el campeón de Segunda, quedando la presión para los coleros.

Los candidatos directos a la repesca son el Deportivo América, que en los dos torneos suma 25 unidades y ocupa el noveno lugar, y el San Marcos, que con 31 puntos es octavo. Sobre ellos, en séptimo y con 33 unidades está Masatepe, aventajando a Ocotal, que tiene los mismos puntos pero afectado por la diferencia de goles (-5 a -11).

El sexto lo ocupa Real Madriz, con 34. El quinto es para Bluefields, con 38 unidades. De éstos saldrán los que lucharán por su permanencia en el máximo nivel del balompié pinolero.

El histórico Deportivo América, del que se esperaba una gran actuación, no ha cuajado y ha entrado en estado de “coma”. Para salir del atolladero urge ir sumando de a tres para escapar de la incómoda posición en la que se encuentra. Tiene un técnico competente y experimentado, y en su plantilla figuran jugadores veteranos de calidad con jóvenes capaces de sacar la franquicia de las tinieblas.

“Nunca hemos renunciado de clasificar a las semifinales del Clausura, pero la urgencia inmediata es salir del noveno puesto. La diferencia en puntos con los otros que estamos peleando no es mucha. En lo deportivo considero que nuestro equipo es superior a ellos. La misión es no perder con ellos y disputarle un punto a los de arriba”, comentó Eliécer Trillo, Presidente del América.

“A mi juicio, el equipo está jugando bien, lo demostramos contra Estelí. El problema es sicológico porque apenas les anotan un gol se desconcentran y pierden la disciplina táctica. Los jugadores tienen otra actitud, confío que a mediados de la vuelta estamos fuera del repechaje”, dijo el presidente americanista.