•  |
  •  |
  • END

Un tanto del alemán Michael Ballack en el minuto cuatro de partido, encarriló la victoria y el pase del Chelsea a las semifinales de la Liga de Campeones, en un partido intenso y repleto de emoción, en el que los turcos del Fenerbahce no supieron hacer valer la renta de 2-1 lograda en la ida hace una semana, y cayeron 2-0 en el Stamford Bridge.

Ballack remató de cabeza a la red un balón que le cedió Lampard, por falta desde la banda derecha, en una acción en la que la defensa de los turcos estuvo lenta ante el movimiento del alemán en busca del balón.

Era el 1-0 que daba el pase momentáneo a los ingleses por el valor doble de los goles en campo contrario, y que dejó el camino más fácil para el Chelsea, aunque el Fenerbahce nunca arrojó la toalla, y puso contra las cuerdas en la segunda parte a los locales.

Pero cuando más se podía intuir que los turcos podían empatar, Frank Lampard hizo el segundo que sentenciaba el envite y la eliminatoria en el minuto 87, para la victoria 2-0.

Al Fenerbahce le faltó el balón en la primera mitad, en la que el Chelsea llevó la iniciativa del juego y controló el duelo.

En el segundo período, Zico dio entrada a Mateja Kezman, ex jugador del Chelsea, quien fue recibido por su ex afición con aplausos para dar más mordiente en ataque a su equipo. Sin embargo, fue tras la salida de Ugur, cuando el Fenerbahce consiguió más dominio del esférico y cuando puso en aprietos al arquero portugués Hilario, que sustituyó a Cudicini en el minuto 26.

De esta forma, primero Gokhan de tiro lejano, y luego el propio Ugur, obligaron a Hilario a dos paradones que salvaron a su equipo de la igualada.

El Chelsea, que ya había confiado su suerte totalmente al contragolpe, pudo anotar el segundo antes de que lo hiciese Lampard, por mediación del marfileño Drogba, quien de falta directa hizo lucirse a Demirel.

Cuando más sufrían los seguidores ingleses por el resultado, Lampard sentenció con el segundo tanto y clasificó a su equipo para una semifinal de infarto ante el Liverpool, que será una reedición de la que ambos equipos disputaron en 2005, y de la que salió vencedor el equipo de Rafael Benítez.