•  |
  •  |
  • END

Al derecho Juan Carlos Ramírez, del Wisconsin en clase A, le faltó un poco de suerte porque la labor de 6.1 entradas con dos carreras y siete ponches que hizo ayer en su segunda apertura, era para acreditarse el triunfo en el duelo que su equipo le ganó 6x2 al Fort Wayne.

El nica no tuvo decisión. Dejó el juego empatado 2x2, luego de admitir una carrera en el primero con un operativo de doble y sencillo del Fort Wayne, y otra en el quinto episodio, que le hizo perder la mínima ventaja con la que estaba ganando el encuentro (2x1).

Ramírez estuvo muy efectivo en sus pitcheos, retirando a once hombres en fila después que le anotaron la primera carrera, incluyendo un scone de ponches en el segundo episodio y abanicó a uno en los innings tres, cuatro y cinco, donde admitió la última carrera.

También permitió cuatro hits, un boleto y las dos carreras limpias, que lo dejaron con una efectividad de 2.89, como resultado de tres carreras limpias en 9.1 entradas en las que admite seis hits, cede cuatro bases, pero poncha a once.

En ese mismo partido, su compañero de equipo Ronald Garth, actuando como cuarto bate y primera base, se fue de 4-1 con un ponche, sin poder contribuir a la causa de Ramírez.

Garth quedó con .154 de average, producto de cuatro hits en 26 turnos, además de sufrir su noveno ponche de la campaña.

Everth Cabrera, aunque bateó de 1-0 con los Turistas de Asheville, se embasó las tres primeras veces que llegó al plato por golpe y dos boletos, lo que aprovechó para estafar su octava y novena base de la campaña.

Su equipo le ganó el partido 7x2 al West Virginia, pero el nica bajó su porcentaje hasta .304, por 14 hits en 46 turnos, además que sufrió su décimo ponche.

Ofilio Castro, de los Nacionales de Potomac, se fue de 4-1 actuando como sexto bate y tercera base, en la victoria de su equipo 4x3 sobre el Lynchburg.

Castro quedó con .255 de average.