•  |
  •  |
  • EFE

El tercera base dominicano Aramís Ramírez encabezó el bateo explosivo de los peloteros latinos en las Grandes Ligas al hacer sonar dos veces el madero y fue el líder indiscutible en el triunfo de su equipo.

Ramírez se voló la barda en dos ocasiones y lideró lluvia de jonrones compuesta también por su compatriota Alfonso Soriano y el puertorriqueño Giovany Soto, para que los Cachorros de Chicago vencieran 13-8 a los Piratas de Pittsburgh.

Soriano, que llegó a 29 bambinazos en la campaña, inició la cascada de vuelacercas en el primer episodio con batazo de cuatro esquinas, sin gente en el camino.

Pero Ramírez logró la mejor parte al conectar dos, el primero de ellos en ese primer episodio, llevando a dos compañeros en el camino, con lo que coronó racimo de tres carreras que dejó de 4-0 la pizarra.

Ramírez resurgió con el poder de su bate en la sexta entrada con su jonrón 25, con dos compañeros también en posición anotadora. El cuarto cuadrangular corrió por cuenta de Soto, con un hombre en circulación, en el sexto episodio.

Los dos grandes

Ramírez, que tiene promedio de .314 y se fue de 5-2 con seis impulsadas y dos anotaciones, logró por segunda vez conectar más de un jonrón, al haber logrado dos el 10 de septiembre ante los Cardenales de San Luis.

Soriano tuvo de 5-2 con par de anotadas e impulsada, mientras que Soto se fue de 4-2 con par de anotadas y producidas.

Su compatriota, el experimentado David Ortiz sumó jonrón y remolcó cuatro carreras para que los Medias Rojas de Boston derrotaran 8-1 a los Mantarrayas de Tampa Bay.

En el noveno episodio Ortiz consiguió su cuadrangular 32 de la campaña, llevando a dos corredores en circulación, y el tercera base puertorriqueño Mike Lowell también hizo lo propio con el 20 de la campaña y solo.

Ortiz se fue de 5-2 con cuatro impulsadas y anotación para encabezar el ataque de los Medias Rojas.

Si el bateo dominicano tuvo protagonismo también lo reivindicó en el montículo con el abridor quisqueyano Fausto Carmona que consiguió su triunfo 18, y su compatriota, el paracorto Jhonny Peralta pegó jonrón para que los Indios de Cleveland vencieran 4-3 sobre los Atléticos de Oakland.

Carmona (18-8) logró su cuarta victoria seguida en seis entradas, permitió cinco hits, una carrera, dio cuatro bases y ponchó a siete.

El dominicano inició su racha el 5 de septiembre y no ha vuelto a la derrota desde la que tuvo el 21 de agosto.

El serpentinero hizo descender a 3,03 su promedio para poseer el mejor de la Liga Americana, y enfrentó a 27 bateadores, a quienes hizo 106 envíos, 65 a la zona perfecta.

El lanzador derecho más joven

Carmona es segundo de las Grandes Ligas en triunfos, detrás de Josh Beckett, de los Medias Rojas, que suma 20. El serpentinero de 23 años se convirtió en el lanzador derecho más joven de los Indios en conseguir al menos 18 triunfos en una campaña, desde que Bob Feller lo hizo durante tres campañas seguidas, de 1939 a 1941.

Pero si Carmona en la nueva sabia del pitcheo dominicano, Pedro Martínez, es la esencia de la veteranía que la utilizó una vez más para reforzar su protagonismo y en cinco episodios mantuvo su invicto al llevar a los Mets de Nueva York a un triunfo por 9-6 sobre los Marlins de la Florida.

Martínez (3-0) ha tenido cuatro inicios en la campaña sin derrota. Esta vez ganó al lanzar cinco episodios, permitir ocho hits, cuatro carreras, dar dos bases y ponchar a siete.

Para Martínez fue su cuarta salida desde que regresó de la lista de lesionados, después de haberse sometido a una cirugía de codo, en octubre pasado y su presencia no sólo le dio nueva vida al equipo, en plena crisis de juego, sino que además les ayudo a conseguir el triunfo que tanto necesitaban.

El inicialista boricua Carlos Delgado (23) pegó en el séptimo episodio, solitario, en su regreso al campo después de estar fuera de acción desde el 4 de septiembre por una lesión en la cadera derecha.

Por los Mets, el dominicano Moisés Alou, amplió a 25 su racha de juegos pegando de imparable, con sencillo en el tercer episodio. Alou se convirtió en el jugador de los Mets con la racha más amplia de hits en juegos seguidos en temporada regular en la historia de la franquicia.

Alou había estado empatado con Hubie Brooks y Mike Piazza, que pegaron de hit en 24 juegos en 1984 y 1999, respectivamente.

En el primer duelo de latinos de la jornada el cubano Liván Hernández superó al mexicano Esteban Loaiza y llevó a los Cascabeles de Arizona a un triunfo por 12-3 sobre los Dodgers de Los Angeles.

Hernández (11-10) lanzó seis episodios permitió 10 hits, tres carreras, dio una base y ponchó a uno para salir con el triunfo.

El cubano, que se recupera de una derrota previa, hizo 104 envíos, 62 los mandó a la zona perfecta.

En el segundo duelo, el novato mexicano Luis Mendoza lanzó cinco episodios y llevó a los Vigilantes de Texas a una victoria por 3-2 sobre los Orioles de Baltimore en su debut en las Grandes Ligas.

Mendoza (1-0) lanzó cinco episodios, permitió cuatro imparables, un jonrón, una carrera, dio una base por bolas y ponchó a dos.

El mexicano enfrentó a 19 bateadores, mandó 71 bolas, y 46 a la zona perfecta para dejar en 1,93 su promedio de efectividad.

El dominicano Joaquín Benoit (6) salvó en el último episodio, permitió un hit, una carrera, regaló dos bases y ponchó a uno.

El guardabosques dominicano Nelson Cruz (8) pegó jonrón en el cuarto episodio, solo, al botar la bola por el jardín derecho.

Por los Orioles, el también dominicano parador en corto Miguel Tejada (18) pegó en el segundo episodio por el jardín derecho.

El primera base mexicano Jorge Cantú pegó volado de sacrificio en el décimo primer episodio para llevar a los Rojos de Cincinnati a un triunfo por 9-8 ante los Gigantes de San Francisco.

Cantú remolcó al segunda base Brandon Phillips con la carrera de la diferencia. En causa perdida el veterano paracorto venezolano Omar Vizquel pegó su jonrón número tres, un bambinazo de tres carreras en la parte baja de la séptima entrada