•  |
  •  |
  • END

A la edad de 43 años, ¿qué tanto de explosividad, rapidez y motivación puede quedar en un púgil que lo ha conseguido todo? Bernard Hopkins, un viejo y agresivo zorro con sus escopetas ligeramente recortadas, enfrenta esta noche en Las Vegas al invicto inglés Joe Calzaghe, de 36 años, púgil astuto, atrevido, dueño de un jab punzante y certero, quien por vez primera peleará en Estados Unidos.

Sin duda, una pelea interesante para las teorizaciones. El favorito es Calzaghe, por ser más joven y disponer de suficiente fortaleza para pegar y recibir, encontrarse en etapa de crecimiento y andar en busca de mayor grandeza, pero Hopkins, pese al inevitable desgaste, sigue siendo considerado una amenaza para cualquiera. Después de aquellas dos resonantes derrotas ante Jermaine Taylor en 2005, Hopkins, verdugo de Trinidad y De La Hoya, venció a Antonio Tarver en 2006 y a Winky Wright en 2007, recorriendo toda la ruta en un alarde de consistencia física.

Hopkins, con 48 victorias, cuatro derrotas y un empate, advierte que todavía tiene cuerda y fuego. Su estilo es sencillo: un atacador que maneja muy bien sus golpes rectos y va directamente al cuerpo del adversario estrechando los espacios y buscando el nocaut.

Seguramente Hopkins va a tratar de tomar las riendas del combate, no desplegando una ofensiva como la que sostuvo contra Trinidad, porque ya no puede hacer eso, sino dosificando esfuerzos como lo hizo frente a Wright, pero tratando de manejar la conveniente distancia.

Es Hopkins, acusado de ser un peleador sucio, quien garantiza mayor intensidad en su accionar porque no ha perdido su instinto y voracidad. Él ha sido un aniquilidor y aunque a esta altura de su carrera no pueda funcionar tan demoledoramente como antes, regresará a sus raíces en busca de ejercer una presión, que sin llegar a ser agobiante, mantenga al rival lo necesariamente preocupado.

Entre los rivales destruidos por Calzaghe, no busquen nombres luminosos, con historiales de Salón de la Fama, pero su carrera se caracteriza por estar combatiendo constantemente. Derrotó a Jeff Lacy y Sakio Bika en 2006, liquidóa Peter Manfredo Jr. por KOT y superó a Mikkel Kessler en el 2007. En sus cinco últimas peleas ha logrado cuatro triunfos por decisión.

Ojo con esto: Calzaghe, un peleador zurdo, campeón de las 168 libras a lo largo de 10 años con 21 defensas, ha aceptado saltar a la categoría semipesada para enfrentar al todavía difícil Hopkins, en una pelea que puede proyectarlo hacia niveles de reconocimiento inobjetable.

Hopkins ha demostrado no sentirse incómodo con los zurdos. Tarver y Wright pueden testimoniar sobre eso.

Seis años después del primer intento por pactar un combate con Hopkins, los manejadores del púgil galés finalmente lo aseguraron en el casillero semipesado. No habrá ningún título en juego pero hay mucha expectación sobre que puede ofrecer Calzaghe tomando mayores riesgos contra un púgil tan experimentado y bien armado pese al paso del tiempo.