•  |
  •  |
  • END

El poderoso Manchester perdía 1-0 frente al milagroso Blackburn, víctima de un gol del paraguayo Roque Santa Cruz, y sólo quedaban cinco minutos de vida. Se observaba la preocupación de Cristiano Ronaldo, la desesperación del súper-agotado Wayne Rooney, la incomodidad de Rio Ferdinand y de Alex Ferguson.

El Manchester, volcado por completo, exigiendo al máximo la elasticidad y seguridad del arquero Brad Friedel atravesando por una tarde excepcional, necesitaba un par de goles --como en aquel increíble cierre de la Champions, cuando los marcó en menos de dos minutos para arrebatarle la corona al Bayern-- o por lo menos uno para evitar la derrota.

Con el Chelsea a sólo dos puntos, perder ante el Blanckburn, previo al duelo del martes con el Barcelona, era grave para el Manchester.

Fue entonces que en medio del torbellino provocado por una de tantas gestiones ofensivas del oleaje rojo, apareció el difícilmente controlable argentino Carlos Tévez resorteando y cabeceando esa pelota enviada hacia la derecha por otra cabeza, la de Paul Scholes, perforando por fin la cabaña de Friedel, estableciendo el empate.

El 1-1 rescataba un punto y le permitía al Manchester, con tres fechas pendientes en la Premier, sacarle tres puntos de ventaja al Chelsea, mientras el Arsenal con goles de Emanuelle Adebayor y Gilberto Silva derrotaba 2-0 al Reading y el Liverpool, sin Fernando Torres y utilizando reservas, liquidó al Fulham también 2-0 con estocadas de Pennant y Crouch.

El Blackburn se plantó frente a la tropa de Ferguson sin complejos y con un atrevimiento llamativo, estimulado por el gol de Santa Cruz a los 21 minutos, un cañonazo con pierna derecha desde el centro del área.

Era muy temprano y el Manchester sabía que disponía de los hombres y los recursos necesarios para voltear la pizarra. Pero el tiempo comenzó a avanzar con la defensa del Blackburn multiplicándose y Friedel convertido en una edición moderna de Gordon Banks, devolviendo todo, con manos y pies, arañando pelotas, realizando cierres magistrales, anticipando.

Dos entradas de Rooney fueron neutralizadas con un alto grado de dificultad, lo mismo que un disparo de Noni y un remate de Tévez que escapó del control del arquero y estuvo a punto de penetrar, pero en segunda reacción muscular, Friedel congeló el peligro.

Con 81 puntos, Manchester es líder seguido del Chelsean con 78, el Arsenal acumula 74 y el Liverpool 69.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus