•  |
  •  |
  • END

La eliminación de la Selección Nacional de Fútbol de la clasificación mundialista con Antillas Holandesas dejó las cosas bien claras: aún hay mucho, pero mucho, por hacer en todas las vías.

Desde la organización del trabajo federado, la preparación de las selecciones, hasta mejorar la actitud de muchos jugadores que incidieron en los resultados de los duelos con Antillas.

Varios de éstos factores y otros más han causado enorme insatisfacción en el presidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol, Julio Rocha, quien con informe en mano del trabajo del equipo en estas eliminatorias promete cambios sustanciales que van desde las categorías menores hasta la Selección Mayor para torneos venideros.

“No estoy para nada conforme con el resultado en las eliminatorias, porque la Selección tenía más y no dio lo suficiente. Eso te frustra porque no depende de uno que este club se esfuerce en la cancha como deseáramos”, dijo Rocha sobre la actuación de la Azul y Blanco.

“Ahora vos me podés decir, mirá Julio vos dijiste esto sobre el estadio, por decir algo, pero ese fue mi compromiso. ¿Qué puedo hacer más por un equipo que se mandó 40 días a Brasil, que tuvo ocho topes internacionales, reconcentrados, metidos en hoteles? Claro, también depende de la voluntad de sudar la camiseta. Lo único que nos queda es tomar aprendizaje de lo que ocurrió”, continuó el dirigente.


¿Cuáles fueron los puntos débiles, según el informe?
“Fue un golpe no cumplir el objetivo. Esto es como una orquesta, si un instrumento no está bien, la melodía está desafinada. Y eso sucede, el portero puede ser bueno pero quizá el lateral es malo, el defensa central también.

¿De qué nos sirve? Dominamos, tuvimos oportunidades y no echamos un gol. No funcionamos los once jugadores, el cuerpo técnico, la organización, la mentalidad, pero cuando hablo de esto no me refiero a la formación que da el técnico, sino a la mentalidad que le dan en tu casa al jugador, que te enseñan a respetar, el coraje que vas desarrollando”.


¿Se habla de jugadores que no querían alinear antes del partido en Curazao?
“Sí, fue así. Incluso tenemos un informe de gente que no quería jugar horas antes del partido y de otros que fueron llamados a ser sustitutos y no quisieron hacerlo. Eso te demuestra que no están claros del papel que deben jugar y tampoco teníamos un método para detectar quiénes estaban en esas condiciones antes de hacer el viaje. Porque si eso se detecta antes se desecha esa gente, como en efecto se van a comenzar a desechar a mucha gente.

El problema es que aquí muchos están aspirando a que nos den el estatus de profesionales, manteniendo una actitud de amateur, y eso no puede ser”.


¿Pero algunos jugadores también estaban incómodos por el asunto de los viáticos en los dos partidos. Según ellos se les dio muy poco para tanto esfuerzo?
“En los dos partidos se les dio viáticos. Eso tampoco es justificación. ¿Cuándo se ha dado aquí 500 o mil dólares de viáticos?, ni la Selección de Béisbol lo ha recibido. A nadie se le ha dado. El que diga voy si me dan tanto de viáticos, mejor que no llegue. Aquí hay gente que podés preguntarle que llegaba con las medias y zapatos comprados con nuestros propios recursos.

Ahora tuvimos un patrocinio de seis años de Joma, ropa de estar, maletines, bolsos, zapatos para que ahora venga a decirnos alguien que porque no se le dio 20 dólares no existía la motivación. Si la motivación es ésa, lo siento. Si un deportista no valora lo que significa una Selección Nacional está muerto. Lo demás para mí es historia”.


¿Continúa Mauricio Cruz al mando de la Selección?
“No te puedo decir, porque no depende de mí. Hay una evaluación y una propuesta que tenemos que discutirla a nivel del Comité Ejecutivo y tomar decisiones”.


¿Cuál es la propuesta?
El proyecto fútbol, una Selección Nacional no se construye poniendo a Juan, María o Pedro en la cabeza. Tenemos que decir dónde vamos a comenzar a trabajar. Si lo hacemos con la Sub-13, Sub-15, Sub-19, Sub-21 o no hacemos ninguna de las selecciones de base.

Podemos decir, vamos a atender selecciones en los polos de desarrollo, a ver quiénes las van a atender, cómo vamos hacer el proceso de selección de jugadores, cada cuanto vamos a ir a chequear el trabajo, hasta que lleguemos a la cúspide.

Porque si no lo hacemos así, quizá cada cuatro años vamos a encontrar en las selecciones a gente frustrada, sin motivación y sin cualidades adecuadas para formar esos equipos”.

“Por eso queremos ser responsables de analizar en profundidad todo esto y luego proponer un esquema de desarrollo global del fútbol, como meta, lógicamente, la participación en los próximos torneos internacionales.


¿El próximo paso con los Tigres do Brasil?
Hablé con Miguel Larios y me invitó para la inauguración del estadio de los Tigres de Brasil en junio. A Daniel Reyes, el único muchacho que se quedó de los becados, ya lo llevaron a la Federación de Río de Janeiro, para ver si pueden hacer que juegue allá en las ligas menores. Hay buenas referencias de él, que se está portando bien.

El tiempo le va a dar la razón a cada quien. Aquí, los que vinieron a hacer un “boom” noticioso, que no me daban de comer, un montón de cosas. ¿Cómo es posible que llegara una Selección Nacional completa 40 días a entrenar a Brasil y no dijeron que la comida era mala como lo hicieron estos jugadores? Lo que pasa es que hicieron mal sus cálculos, creyeron que iban a pasear como hacen aquí, que sólo entrenan 30 minutos y nada más. Allá no, es otro concepto de fútbol.


¿Van a seguir recibiendo entrenadores de los Tigres?
No sólo vamos a recibir entrenadores sino que estamos gestionando que jugadores de Brasil vengan a jugar. Lo que vamos a hacer es ir ajustando, cometimos el error en términos de selección de la gente que mandamos. Ahora vamos a buscar gente con mayor necesidad, que quiera usar el fútbol como alternativa de vida, no como diversión. Los próximos nicas que enviaremos a Brasil los escogeremos hasta que regrese de reunirme con Miguel Larios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus