•  |
  •  |
  • END

Miami, Florida

De manera muy humilde y sencilla, tal como vivió sus últimos años, falleció el cubano René “El Látigo” Gutiérrez.

La comunidad nicaragüense lo llegó a apreciar mucho por su caballerosidad y franqueza. Se identificó con todos los jugadores del béisbol local y fue siempre agradecido de las enseñanzas profesionales que recibió del insigne Manuel “Tejadita” Tejada, precursor de jueces y maestro de árbitros nicaragüenses en Miami.

Tuvo un fugaz brillo en las Ligas Mayores con el nombre de René Valdez, en los Dodgers de Brooklin en 1957, participando como lanzador en cinco encuentros, finalizando con récord de 0-1, en ese año en los Dodgers descollaban los lanzadores Don Drysdale, Don Newcombe, Clem Labine, Roger Craig, Carl Erskine, Johnny Podres, Sal Maglie y Sandy Koufax.

“El Látigo” Gutiérrez, como fue conocido popularmente nació en Guanabacoa, Cuba, el 2 de junio de 1929, y murió la semana pasada un día que aún no pudimos determinar.

Su mejor temporada como lanzador fue en la Liga de Texas, con los Indios de Arizona, donde ganó 20 y perdió 12. También jugó en Cuba con el Marianao, el Cienfuegos y el Habana. En México jugó en Puebla, Monterrey y el Distrito Federal.

Sobresale en su labor como lanzador el haber blanqueado en la Serie del Caribe de 1956 al Chesterfield de Panamá defendiendo los colores del Cienfuegos.

Vivió siempre relacionado con el béisbol y su vejez la dedicó a impartir justicia en los campos de béisbol como árbitro.

Carlos Mean, Director de la Liga Nica del Tamiami y a quien “El Látigo2 Gutiérrez saludaba con una frase respetuosa de: “Hola Maestro!”, nos refiere que jugó en Nicaragua con las Estrellas de Emilio Cabrera, en 1957, cuando se inauguró la iluminación del Estadio Nacional en Managua. En uno de los duelos el nicaragüense Mudel Mathews lo superó 4-3.

Descanse en paz este buen hombre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus