•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los toros que muestren un comportamiento sospechoso durante la Feria de San Isidro de Madrid, en mayo, serán sometidos a controles antidopaje, indicó este lunes el diario El Mundo.

Si un toro tiene un comportamiento sospechoso durante una corrida y no se le detecta ninguna sustancia prohibida en controles anteriores, se harán análisis antidopaje al animal muerto a demanda del presidente de la plaza de toros de Las Ventas o de sus veterinarios, según El Mundo.

Estas pruebas no son nuevas, pero serán más rápidas y sistemáticas que antes, ya que por primera vez se efecturán en un laboratorio madrileños, según el diaro.

La plaza de Las Ventas y el gobierno regional de Madrid no pudieron confirmar esta información.

Las principales sustancias administradas para dopar a los toros son los corticoides, que hacen más resistentes a los toros, y los tranquilizantes, destinados a cambiar el comportamiento de los animales.

El laboratorio también puede buscar si hay anabolizantes, que se utilizan para dar al animal mejor apariencia.

En caso de dar positivo, el ganadero podría tener que pagar hasta 60 mil euros de multa.

Los análisis se efectuarán a la sangre, orina o las vísceras.

"Para analizar las muestras tenemos que realizar un proceso muy complejo". "Lo primero es disolver las vísceras, que suelen ser trozos pequeños de hígado", explicó a El Mundo el responsable del laboratorio regional de salud pública encargado de los análisis.