• |
  • |

Se acabó la interrogante sobre el futuro del tercera base Alex Rodríguez, el pelotero estrella de los Yanquis de Nueva York, que decidió comprar los tres años que le queda de contrato y poder entrar en el mercado de los agentes libres.

Rodríguez, de 32 años, comunicó a través de su agente, el todopoderoso Scott Boras, que quiere conocer cual es su valor dentro del mercado de los agentes libres, a pesar que tenía asegurados 72 millones de dólares para las próximas tres temporadas de un contrato histórico de 252 millones de dólares que firmó con los Vigilantes de Texas.

La decisión de Rodríguez, que es el máximo aspirante a ganar el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, significa que ya no volverá a jugar más con los Yanquis, equipo al que perteneció por cuatro temporadas.

Aunque los Yanquis habían dicho que querían seguir con los servicios de Rodríguez sólo lo iban a hacer si no se convertía en agente libre ya que ese movimiento les supone una perdida de 21,3 millones de dólares que eran los que iban a pagarle los Vigilantes de acuerdo al traspaso que lograron ambos equipos.

El gerente general de los Yanquis, Brian Cashman, había sido categórico cuando dijo la pasada semana que estaban dispuestos a reunirse cara a cara con Rodríguez y Boras, pero no lo harían si se convertía en agente libre.

"Si Rodríguez decide irse al mercado de los agentes libres, significa que no quiere seguir con nosotros y entonces captaremos el mensaje", comentó Cashman.

El anuncio de Boras llegó durante el cuarto partido de la Serie Mundial que disputan los Medias Rojas de Boston contra los Rockies de Colorado, en el Coors Field de Denver.

De acuerdo a Boras, Rodríguez hace 10 días que ya había tomado la decisión de entrar al mercado de los agentes libres, pero trato darle tiempo para conocer haber lo que pasaba con la continuidad de tres peloteros de los Yanquis como son el receptor boricua Jorge Posada, el abridor zurdo Andy Pettitte y el cerrador panameño Mariano Rivera.

Boras comentó que Rodríguez le había dicho en conversación telefónica que no estaba seguro si Posada, Pettitte y Rivera, que también son agentes libres, iban a volver con los Yanquis.

"La realidad es que Rodríguez hizo su decisión porque no sabía quien iba a ser la próxima temporada su cerrador, su receptor y la rotación de abridores de los Yanquis", comentó Boras. "Mi cliente no quería correr ningún riesgo hasta que no sepa quienes van a ser sus compañeros la próxima temporada".

Los Yanquis tienen todas las intenciones de seguir con Posada, Pettitte y Rivera, pero después de la marcha del manejador Joe Torre, que dirigió al equipo durante las últimas 12 temporadas, todo son interrogantes sobre el futuro de la plantilla.

Las intenciones y manifestaciones públicas de Cashman y Hank Steinbrenner, el hijo del propietario George Steinbrenner, que mostraron sus deseos de la continuidad de Rodríguez no fueron suficientes garantías para el mejor jonronero de la temporada con 54 vuelacercas.

"El hecho real es que queremos que se quede en el club", dijo Steinbrenner, quien también pensaba que Alex quería seguir con los Yanquis.

Rodríguez encabezó las Ligas Mayores con 54 jonrones y 156 remolcadas este año, además de conseguir 143 carreras anotadas y .645 de promedio de sluging.

Mientras, los Yanquis esperan para el próximo martes o miércoles dar a conocer la elección del nuevo manejador que ocupará el puesto de Torre después de haber entrevistado esta semana a Joe Girardi, Don Mattingly y el dominicano Tony Peña, los dos últimos miembros de la organización de los Bombarderos del Bronx.