•  |
  •  |
  • END

El campeón del mundo de las 135 libras, José “Quiebra Jícara” Alfaro, viajará a Japón el nueve de mayo para su defensa con Yusuke Kobori el 19 de este mes, convencido de que tiene la mejor condición física que haya conseguido en toda su carrera pugilística.

“Tengo sólo seis libras encima del peso. Eso ya no me preocupa, ahora trabajamos en la estrategia para vencer a Kobori sabiendo que es un fajador, aguanta mucho y hay que saber moverse para sacar provecho de mis ventajas físicas”, explicó Alfaro en la conferencia sobre la velada que tendrá como estelar a Moisés Castro frente a Gonzalo Murguía, mañana en el Centro de espectáculos Pharaohs, Carretera a Masaya.

En el campamento se respira mucho optimismo por sacar el mejor resultado en esta defensa, tanto que a su apoderado Silvio Conrado no le extrañaría que Alfaro termine con el japonés antes de los seis primeros asaltos.

“Alfaro anda una mentalidad de que es un invencible, tiene mucha confianza. Se siente así porque desarrolló bien la preparación con sparrings extranjeros y tiene una condición física mucho mejor que para la pelea de título con Singwancha. Me sorprendería mucho que Kobori le aguantara más de cinco rounds”, dijo Conrado.

Kobori tiene en su récord once nocauts propinados en 25 peleas, siete menos de los que luce el “Quiebra Jícara” en 24 combates, algo que demuestra que quizá no tiene tanta pegada como el nica, pero se sabe que es un guerrero sobre el ring.

“Les aseguro que tengo una gran preparación para la pelea y no me voy a confiar sólo en mi pegada. Tenemos un plan para derrotarlo de cualquier manera y lo vamos a cumplir. Claro que será menos difícil si es un peleador que se mueve poco, que es muy frontal pero también hay que saber moverse”, recalcó el campeón de las 135 libras de la AMB.

El nica pretende viajar a Japón pesando 137 libras, para llegar lo más cerca del peso para la pelea, conseguir el triunfo de cualquier manera y luego hacer su pelea mandatoria en septiembre, contra el namibio Paulus Moses.