•  |
  •  |
  • END

Por muy prematuro que parezca, es alentador ver a Vicente Padilla en ritmo de establecer un récord personal de triunfos y convertirse en el nicaragüense más ganador en una temporada. Un simple cálculo matemático lo proyecta a ese reto.

Denis Martínez, ganador de 245 juegos en su carrera, tiene el récord de 16 victorias en las temporadas de 1978, 1982, 1989 y 1992. Padilla se le arrimó en 2006, con 15 éxitos.

Los dos mejores arranques de Martínez sucedieron en 1995 y 1996, jugando para los Indios de Cleveland. En el 95 empezó tarde (27 de abril) y ganó sus primeras nueve decisiones tras 16 aperturas, pero al año siguiente su arranque fue de 5-2 al 5 de mayo.

Padilla empezó como abridor en 2002, con los Filis de Filadelfia, y precisamente logró un despegue de 4-2 al 5 de mayo, lo que significa que este arranque de 4-2 al 2 de mayo es uno de los mejores de su carrera.

En 2003 tenía 3-4 al 5 de mayo, en 2004 arrancó con 0-4 al primero de mayo, en 2005 despegó con 0-4 al 5 de mayo, 3-2 en 2006 a esa misma fecha y 1-4 el año pasado.

A Vicente le quedan cinco meses de temporada y si mantiene este ritmo de tres victorias por mes podría terminar con 18 triunfos, pero eso es fácil de decir y dependerá de la consistencia con que se mantenga y del respaldo que tenga con los Rangers de Texas.

Un detalle importante alrededor del nica es la confianza que está transmitiendo en sus compañeros de equipo. En el juego de la noche del viernes el receptor Gerald Laird estuvo a punto de evitar que el manager Ron Washington lo sacara del montículo en la sexta entrada.

“No es algo que acostumbro hacer, pero fue como un impulso que no pude evitar. Padilla estaba trabajando con tanta pasión que era duro verlo salir”; comentó Laird después del partido.

El otro ejemplo que prueba la confianza de su manager es cuando le preguntó si quería seguir en el montículo durante la blanqueada ante Minnesota y aceptó su palabra como garantía.

El mismo viernes entró en la sexta entrada a preguntarle si podía salir de esa amenaza y Washington volvió a dejarlo con el peligro danzando sobre su cabeza. “El tipo venía de de hacer 121 lanzamientos y ya estaba sobre los 100, era conveniente preguntarle si podía seguir”, declaró Washington.

Padilla tendrá cinco aperturas más en el mes de mayo, la próxima será ante los Marineros de Seattle, el próximo miércoles, a las 8 y 10 de la noche.