Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Barcelona, ya descartado, mostró una gran ofensiva para derrotar 6-0 al Valencia, jugando al ritmo del argentino Lionel Messi, que con la fluiez de su fútol iluminó la cancha.

Dos goles del francés Thiery Henry contribuyeron al aplastante dominio del Barcelona, que no pudo ver funcionar a sus cuatro fantáticos a lo largo de una temporada con sabor amargo, en la que quedaron fuera de la Champions y de la Liga.

El Barcelona hizo explosión después de haber pasado más de 400 minutos
sin marcar, incluyendo los dos juegos decisivos con
el Manchester en la Champions. No se esperaba ese tipo de agresión, pero con “la pulga” manejando los hilos del equipo, todo resultó bien.

El miércoles en el Bernabéu, el Barcelona pretende ofrecer una gran demostración frente al campeó Real Madrid, quien lo derrotó 1-0 en la primera vuelta con el gol de Julio Baptista, conocido como “la bestia”.

El accionar ofensivo de Messi y la gestión creativa y defensiva de Deco fueron lo mejor del Barcelona.