•  |
  •  |
  • END

El Chelsea garantizó que la batalla por el título de la Premier League se decida en la última jornada de la temporada, al derrotar al Newcastle por 2-0 este lunes al cierre de la 37ª fecha, empatando a puntos con el Manchester United, líder por su mejor diferencia de goles.

Un cabezazo de Michael Ballack (61) y un disparo tardío de Florent Malouda (82) dieron la victoria al conjunto de Avram Grant, que empata así a 84 puntos con los ‘Red Devils’ a falta de una última jornada, en la que los hombres de Alex Ferguson tendrán que imponerse en casa del Wigan.

El Manchester United sigue en cabeza de la tabla gracias a su mejor diferencia de goles y esa ventaja supone que se proclamará campeón si gana el Wigan al menos obtiene el mismo resultado que los ‘Blues’ en su último partido de la campaña liguera 2007-2008, contra el Bolton.

En la historia de la Premier League nunca dos equipos habían llegado a la última jornada estando separados sólo por la diferencia de goles. La de los ‘Red Devils’, mucho mejor (+56 frente a +39), les garantizará el título en caso de victoria.

Pero cualquier otro resultado permitirá al Chelsea arrebatarle en el último suspiro un campeonato que el equipo londinense sólo ha liderado brevemente una vez, en la cuarta jornada.

“El Manchester United es un gran equipo pero estamos plantándole cara realmente bien y queremos seguir así hasta el último momento”, declaró Avram Grant. “Hemos demostrado mucho carácter para llegar hasta aquí. El United tiene ventaja pero no será fácil. Necesitan ganar para ser campeones”, añadió.

Después de celebrar casi como si le garantizara el título su goleada 4-1 el sábado frente a un desmotivado West Ham, el equipo de Alex Ferguson no debería llegar demasiado nervioso a su última cita ante un Wigan al que ha ganado sus seis duelos.

Aunque todo habría sido más fácil si el Chelsea hubiera perdido o empatado en St. James’ Park. Los ‘Blues’ sufrieron al principio frente a un Newcastle bien plantado, que no había recibido ningún gol en casa desde hace casi dos meses.

Michael Owen estuvo a punto de convertirse dos veces en el héroe del día, regalando el título al Manchester, pero falló en el minuto 6 y en el 28 su disparo fue rechazado por John Terry.

Necesitado de victoria, el Chelsea dominó por completo la segunda mitad. Terry cabeceó un corner al poste (55) pero el testarazo de Ballack, que recuperó un tiro libre de Didier Drogba, no dio opciones a Steve Harper (61, 1-0).

El alemán, autor del doblete de la victoria en la jornada anterior contra el Manchester United (2-1), desempeñó así un papel primordial para su equipo al final de una temporada que empezó lesionado y criticado.

Luego Malouda, otro fichaje reciente que Avram Grant, apenas tuvo en cuenta hasta la semifinal de Liga de Campeones contra el Liverpool, abultó la cuenta con un tiro cruzado desde la izquierda (82, 2-0), recuperando un balón en profundidad de Frank Lampard.