•  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, ha salido hoy, una vez más, en defensa del delantero Ronaldo de Assís 'Ronaldinho', de quien espera que sea "jugador del Barça muchísimos años".

Rijkaard se ha postulado, así, en contra de vender al astro brasileño y, aunque ha admitido que el centrocampista está pasando por "momentos difíciles", ha asegurado que sigue confiando en él. También ha destacado que muestra una buena actitud en los entrenamientos y se ha mostrado convencido de que muy pronto acallará las críticas.

"Entiendo todos los argumentos y todas las opiniones, pero para mí no hay asunto Ronaldinho. Él sigue siendo un jugador importante, fundamental para el club y sus compañeros, marca la diferencia y ahora esta trabajando para alcanzar su mejor estado de forma. Llegará un día en que ya nadie hablará de este tema, porque Ronaldinho tiene muchísima calidad para reaccionar y cambiar esta situación", ha argumentado.

Rijkaard cree que las bajas de Thierry Henry y Eric Abidal para el partido de mañana ante el Valladolid deben servir "de motivación añadida" a su equipo, que está "preparado" para hacer un buen partido en el Nuevo Zorrilla.

Del rival de mañana, el técnico azulgrana ha destacado que "siempre funciona como un colectivo", que es "un equipo muy bien organizado" y que una de sus principales virtudes es la forma en como presiona el juego de su adversario.

Frank Rijkaard no ha querido confirmar si el joven Bojan Krkic será el sustituto de Henry en la delantera o, en cambio, apostará por Giovani dos Santos para dar más profundidad al equipo.

"Como jugador Bojan tiene muchísima calidad, pero no hay que compararlo con Giovani dos Santos, que hace un trabajo más por banda. Yo tengo mis ideas para esta partido, pero quiero consultarlo con el resto del equipo técnico", ha comentado al respecto.

Rijkaard ha restado trascendencia a las palabras del presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, quien pidió tras el partido ante el Almería que jugaran los que estén más en forma, y no ve en esas manifestaciones un deseo oculto de que siente a Ronaldinho en el banquillo.

"No lo veo así. Esa frase me la tomo como el deseo del presidente de que el Barça funcione de la mejor manera y demuestra su compromiso con el equipo", ha señalado.

Algo más preciso se ha mostrado cuando le han pedido que valorase algunas de las 'perlas' que el entrenador del Real Madrid, Bernd Schuster, ofreció ayer en rueda de prensa.

Por ejemplo, Rijkaard no comparte las opinión de Schuster sobre la prensa. "Las críticas forma parte del fútbol y hay que asumirlas, porque te ayudan a dar lo mejor de ti mismo. Si yo no puedo soportar eso es que no estoy en el lugar correcto", ha manifestado.

El técnico azulgrana también ha pedido más cautela a su colega, después de que éste comparara la facilidad que tiene el Real Madrid para resolver partidos complicados con la del tenista suizo Roger Federer, número uno del mundo.

"Él tiene todo el derecho a hablar de su equipo, pero la temporada es larga, hay muchísimos partidos y ya veremos lo que pasa", ha respondido Rijkaard, quien no ha querido comparar al Barça con ningún otro deportista de elite. "Lo que me gustaría es que el resto de equipos se compararan con el mío", ha sentenciado.