•  |
  •  |
  • END

Barcelona
El Bernabéu acogerá hoy el enésimo clásico, pero con una particularidad: el Madrid recibirá al Barcelona como campeón. Por primera vez el Barça deberá hacerle el pasillo de honor a los blancos que intentarán hacer brillar su corona.

Tras varias semanas deliberando sobre el destino del clásico, al final la moneda ha caído del lado del ‘pasillo’. La teoría de que el Real Madrid intentaría cantar el alirón ante su eterno rival no le debió gustar a Higuaín, cuya puntería se volvió letal en Pamplona para darle al Real Madrid la 31ª Liga de su historia. La capital de España se lanzó a la calle y jugadores y aficionados blancos vivieron una emotiva velada en la Cibeles por segundo año consecutivo.

En Barcelona, sin embargo, los ánimos están por los suelos. Segunda temporada en blanco, la presidencia en entredicho y media plantilla en el mercado. Crisis total que este miércoles podría tener un nuevo episodio. O mejor dicho, el acto final. Y es que el Barça cumplirá con la tradición y hará el ‘pasillo de honor’ a los actuales campeones, en la más clara escenificación de la defunción del círculo virtuoso de Joan Laporta. El Madrid-Barcelona de esta temporada, por primera vez en muchos años, dejará a un lado los aspectos futbolísticos. Será, sin duda, el clásico del morbo.

Los minutos previos del encuentro centrarán todas las miradas. La afición madridista acudirá en masa al Santiago Bernabéu a celebrar el título con los suyos, pero cada uno de los miles de seguidores blancos buscará el momento en el que los Messi, Valdés, Puyol o Henry se pongan en fila y aplaudan la salida de los jugadores merengues. Pocos son los que olvidan que, un día, no hace mucho, fueron los pañuelos los que poblaron el santuario blanco, precedidos por más de un aplauso hacia el fútbol ‘cósmico’ desplegado por los de Rijkaard.

Pero del Barcelona que se paseó por el Santiago Bernabéu a finales de 2005 al que saldrá a aplaudir al vigente campeón de Liga, poco queda ya.

Ese equipo practicaba un fútbol excelso, principalmente porque Ronaldinho, Deco, Eto’o y Márquez --cuatro pilares básicos en tres líneas distintas-- se encontraban en un estado de forma impresionante. Para el miércoles sólo es segura la participación del mexicano, y puede que no juegue ni de titular. Curiosos son los casos del centrocampista portugués y el delantero africano. Ambos vieron una innecesaria amarilla en el partido ante el Valencia que se interpretó como una evidente muestra de escaqueo. Choca incluso que Samuel Eto’o fuera quien más importancia le restara al pasillo de honor y se mostrara totalmente predispuesto a realizarlo. Pues bien, ahora no estará allí para ‘saludar’ al eterno rival.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus