•  |
  •  |
  • END

La inactividad es algo parecido al retiro, y Ricardo Mayorga puede sentir como que han pasado “siglos” desde su última pelea. El problema es que su futuro no es para promocionarlo hacia una nueva pelea por título, sino que desde hace rato se está convirtiendo en la escalera de muchos boxeadores.

Don King lo tiene como una carta bajo la manga, pero nada como para regresarlo a ser la gallina de los huevos de oro, y por esa razón hay mucha gente hablando de un posible enfrentamiento entre Jermaine Taylor y “El Matador” Mayorga antes que finalice el año.

En una nota publicada por Gabriel Montoya se le menciona como candidato para el nuevo impulso de Taylor o el sustituto de Zab Judah en la pelea que tenía programada con Shane Mosley.

Mayorga se está convirtiendo en un boxeador diseñado para resucitar la carrera de otro: Tito Trinidad, quien lo consideró el boxeador ideal para retornar después de dos años de retiro. De la Hoya lo calificó como el boxeador apropiado para su enfrentamiento de regreso, y Fernando Vargas dijo que era el peleador perfecto para retirarse con brillo.

Jermaine Taylor viene de hacer dos peleas aburridas con Bernard Hopkins y de caer dos veces sin objeciones ante Nelly Pavlik, por lo que necesita un tanque de oxígeno para retomar su carrera, y quién mejor que Mayorga para eso, más bajo, con menos peso y con posibilidades de ser noqueado.

Mayorga no le tiene miedo a nadie, y eso incluye si Don King le dice que tiene que enfrentarse a Roy Jones y al mismo Hopkins, todo es que haya buen dinero de por medio.

King ha hablado en par de ocasiones con los manejadores de Taylor para que su próxima pelea sea en el mes de agosto. También se habla de un enfrentamiento con el recién derrotado Kermit Cintrón y hasta de una revancha con Trinidad.

Mayorga no tiene control de su carrera y sigue dependiendo de King, quien parece más cansado que nunca de hacer boxeo interesante.