•  |
  •  |
  • END

Desde Tokio

Mañana domingo es el pesaje, pero José “Quiebra Jícara” Alfaro parece estar listo para subir hoy al ring para enfrentar a Yusuke Kobori. El púgil pinolero que realizará la primera defensa del cinturón ligero de la AMB, no oculta su ansiedad mientras continúa ejercitándose.

“Físicamente estoy en plenitud, he conseguido avances técnicos y estoy seguro de ofrecer una gran presentación”, dijo Alfaro.

Más entusiasmado está el entrenador Gustavo Herrera, quien asegura: “Kobori es fuerte, pero no aguantará el violento golpeo de Alfaro. Los primeros rounds pueden ser intensos”.

La pelea, programada para el lunes a las cuatro de la madrugada hora nica, ofrece matices interesantes. Kobori es agresivo y asimila mucho, según los informes, capaz de plantear una pelea frontal y explosiva. Herrera considera que esa propuesta es la que le conviene a Alfaro, que en lugar de perseguir al rival lo tendría al alcance de sus puños.

“Como retador, Kobori tendrá que tomar riesgos. Está obligado a buscar cómo golpear, no puede ser esquivo. Alfaro ha conseguido un buen manejo de sus ejecuciones como contragolpeador y tiene rapidez para pasar a la iniciativa. Su poder es superior y será el factor desequilibrante”, apuntó Herrera.