•  |
  •  |
  • END

En marzo, Messi se recuperaba en la localidad santafecina de Arroyo Seco (Argentina) de una rotura del bíceps femoral. Era la segunda lesión muscular de la temporada. Allí mantuvo una charla con el jefe del cuerpo médico de la selección argentina, Raúl Madero, y el preparador físico, Carlos Divos. Y trazaron un plan específico para el futbolista, que está pendiente de cerrarse. "Hablé con Leo y su familia y acordamos que, por su edad y partidos que disputa, nunca ha tenido posibilidad de hacer un trabajo de pretemporada", revela Divos desde Brasil --está en Belo Horizonte observando las instalaciones donde se enfrentará Argentina a Brasil el próximo mes--; "ha jugado siempre y no ha tenido tiempo para descansar. Así, la idea es ir aumentando el trabajo poco a poco para que llegue a su plenitud en el próximo Mundial".

Pero Messi no va a tener mucho tiempo para descansar. El 24 de mayo está citado para medirse a Catalunya, el 26 y 27 debe presentarse en Argentina para preparar los amistosos y eliminatorias --en Estados Unidos el cuatro y el ocho de junio; y el 14 y 18 del mismo mes, las confrontaciones ante Ecuador y Brasil--. Más adelante, será reclamado por el Barça --el 15 de julio-- y por la selección de nuevo, que del ocho al 24 de agosto disputa los Juegos Olímpicos de Pekín. "Me encantaría participar", desveló ayer La pulga. El problema, sin embargo, es que se solaparía con la fase previa de la Champions, una vez que el Barça no se ha clasificado para Europa de forma directa. "No contaba con que tendríamos que jugar la previa. Habrá que hablar con el club porque las dos cosas no las podré hacer", abundó.

No ha sido un año fácil para Leo, lesionado dos veces y sin títulos en el zurrón por segunda temporada consecutiva. "Por suerte se termina esto", reconoció. El año que viene, sin embargo, no estarán compañeros suyos, como Deco o Ronaldinho. "Me va a doler el adiós de jugadores y amigos", reconoció. Y, en alusión a Ronaldinho, agregó: "Donde esté puede volver a demostrar que es el número uno". Para Divos, ése es el objetivo que persigue el plan específico de Messi. "Si Leo decide hacer el plan, hablaremos con el Barça próximamente. Y sea cual sea la decisión del club, habrá que respetarla".