•  |
  •  |
  • END

¡Qué cierre el del fútbol italiano, aguijoneado por mil encontradas emociones!
Se coronó el Inter con dos impresionantes estocadas del sueco Zlatan Ibrahimovic: una con pierna derecha realizando un impecable trazado geométrico en el área a los 62 minutos; y la otra, con un zurdazo preciso, enderezando un centro de Maicon a los 79. En tanto, se quedó corto el Roma, que se sintió campeón mientras derrotaba 1-0 al Catania con el gol cruzado de Vucinic, y el Inter era sujetado por el Parma con el empate 0-0.

¡Cuánta presión se siente con sólo un punto de diferencia! La ventaja era para el Inter, pero durante largo rato, su sufrimiento, rápidamente captado, se movía sobre la cancha como un sonámbulo, haciendo crecer la preocupación.

En el último grito del drama, cuando ya el Inter ganaba 2-0, el Catania se salió de las cenizas del descenso con un gol de Jorge Martínez a los 85, resolviendo en la frontera del área chica con la prontitud requerida, y estableciendo el empate 1-1 con el ya desfallecido Roma.

Otro drama fue el del Milan, vencedor del Udinese 3-1 con goles de Pato, Inzaghi y Cafú, pero sepultado por el gol de Pablo Daniel Osvaldo a los 76 minutos, que le permitió al Fiorentina conservar la ventaja como cuarto lugar, imponiéndose al Torino, dejando al Milan fuera de la próxima Champions; un golpe en la mandíbula del gran equipo rojo y negro.

Así que las campanas de la impresionante Catedral que tiene la gran ciudad italiana, sonaron entusiasmadas por la coronación del Inter, pero doblaron por el Milan.

Frente a la desesperación del Parma intentando esquivar el descenso, el Inter no terminaba de conseguir la orientación ofensiva necesaria hasta el ingreso de Zlatan Ibrahimovic, quien inyectó una mayor dinámica, aseguró una mejor rotación y permitió la fabricación de más posibilidades.

Su maniobra en el minuto 62, culminándola con ese remate de derecha anticipándose al cierre de dos defensas, fue deslumbrante. La pelota entró rasante junto al poste derecho de la cabaña de Pavarini para el 1-0.

Y a los 79, la escapada de Maicon por la derecha, la búsqueda de la mejor opción, el centro hasta la zona izquierda, facilitando la precisa entrada de Ibrahimovic para empujar la pelota a las redes con su botín zurdo. En ese momento, la lucha por el banderín se dio por terminada y las llantas del Roma que ganaba 1-0 con un punto menos, se bajaron contra el Catania.

Lo del Milan fue trágico. Nunca pensaron verse fuera de la Champions, pero la derrota frente al Roma en un partido que brillantemente jugado y que ganaba 1-0, y el naufragio ante el Nápoles, lo condenaron al quinto lugar detrás de un Fiorentina más regular en su rendimiento.

Inter, Roma, Juventus y Fiorentina, estarán en la Champions por Italia.