•  |
  •  |
  • END

Afectado por el rápido e imprevisto resultado del combate, José “Quiebra Jícara” Alfaro, al bajar del ring, no quiso hablar con el periodismo nicaragüense que estaba ansioso de captar sus impresiones. Más tarde, resignado, calmado, bañado, regresó a su comunicación habitual.

“Pasó lo que pasó y me duele. Entrené fuerte, lo estudié, sabía cómo plantear la pelea y perdí. Es duro admitirlo”

¿Qué fue lo que más te perjudicó?
Me faltó precisión. Tomé la distancia, pero tenía que presionar, es mi estilo y fui adelante. Él tiene lo suyo y es fuerte.

¿Por qué no fuiste más a fondo después del conteo de protección que le aplicaron en el segundo round?
Él reaccionó rápido. Sabe disparar golpes y en ocasiones los hizo sentir. Ocurrió en el segundo round, y pensé que tenía que tratar de imponer autoridad.

¿Te precipitaste al fajarte?
Puede que sí. Pero recuerden que lo mejor es mi fortaleza para pegar y la frecuencia de mis golpes. Estoy acostumbrado a forzar las acciones, aun siendo muy violentas.

¿Estuvo bien detenida la pelea?
Sí, fue una buena decisión. Era un momento muy difícil.

¿Te interesa la revancha?
Por supuesto que me gustaría. Él es un peleador ganable, pero no era mi noche.

¿Cuál fue tu mayor preocupación?
Cuidarme de ese volado de derecha.

¿Viste venir la izquierda?
Fue muy rápida y potente.

¿Y ahora qué viene?
No sé, depende de Don King.