•  |
  •  |
  • END

Un sobreviviente del cáncer, John Lester, tirador zurdo de 24 años, quitó vida a todos los bates de Kansas City construyendo el primer “no hitter” de la temporada desde la colina del Fenway Park, en Boston.

En su tercer triunfo por dos reveses, Lester ponchó a nueve, incluyendo al último bateador del juego, Alberto Callaspo, y cedió dos bases, una en el segundo inning a Billy Butler y otra abriendo el noveno a Esteban Germán.

¡Ah, fue contra Kansas!, es lo primero que uno piensa, pero éstos Royals que perdieron 7x0 anoche, presentan mejor balance que los Yanquis con nómina superior a los 200 millones de dólares, y en su line-up se encontraba el líder de bateo de la Liga Americana, Mark Grudzielanek, el impulsador de 30 carreras José Guillén y ese brillante prospecto que es Alex Gordon.

Un “no hitter” no es un pasaporte hacia la grandeza. ¿Quién se acuerda de Mike Warren, aquel pitcher de Oakland que lanzó un “no hitter” contra los Medias Blancas en septiembre de 1983?, o, ¿dónde está el crecimiento del chavalo Clay Buchholtz, forjador de un “no hitter” también en Fenway Park el año pasado?
Lester logró una proeza fuera de alcance para Steve Carlton, Roger Clemens y Greg Maddux, tres multiganadores del Premio Cy Young.

Debutante en 2006, con 7-2 y 4.76 en carreras limpias, Lester fue casi descartado de poder regresar a la trinchera cuando se vio atacado por el cáncer, siendo sometido a un intenso tratamiento. Regresó en 2007 para ganar cuatro juegos sin perder, registrando 4.57 en efectividad, y este año estaba con 2-2 y 3.95 antes de enfrentar a Kansas.

En sus últimas seis salidas sólo tenía una decisión, que fue favorable contra Tampa, realizando en ese trayecto un trabajo de ocho innings, tres de seis y dos de cinco, mostrando consistencia.

Lester fue ayudado por una formidable atrapada de Jacoby Ellsbury sobre batazo de José Guillén en el cierre del cuarto, y un brillante levante del inicialista Kevin Youkilis sobre un tiro complicado del short stop Julio Lugo en el tercero, sacando out a David De Jesús.

El último zurdo de los Medias Rojas en bordar un “no hitter” fue Mel Parnell contra los Medias Blancas, en julio de 1956.