•  |
  •  |
  • END

La nicaragüense Lesbia Zúñiga y la brasileña Fabiana Chiaparini se encontraron en la cancha jugando este lunes en dobles en la Copa Claro Sony Ericsson, de puro accidente, porque la sudamericana tenía con quien hacer pareja, pero de último no llegó su compatriota Rebeca Neves, y no tenía cómo jugar.

En la misma situación estaba Zúñiga, y sin hablar más, se juntaron y los resultados hasta ahora han sido los mejores. La dupla nica-brasileña logró su primera victoria en dobles, superando en un duelo emocionante a la venezolana Josymar Escalona y a la guatemalteca Paulina Schippers.

Fue un partido que dio para tres sets, y para ver a la jovencita de tan sólo 14 años, con mucha concentración en el juego y más aún en los puntos decisivos, aunque por momentos la falta de fortaleza le cobraba algunos puntos.

El primer set lo ganaron Zúñiga-Chiaparini 6-4, y aunque perdieron 6-3 el segundo, con algunos problemas para resolver los toques en corto, se fueron al tie break. Ahí la nica y la brasileña hicieron sufrir y vibrar a los aficionados que llegaron a ver el duelo principal en la cancha mayor del club Terraza.

El binomio logró empatar en par de ocasiones el set a la chapina y la venezolana, por marcadores 3-3 y 5-5, y fue en este último que lograron una ventaja 8-5 que parecía definitiva, pero sus rivales tenían algo más que decir antes de caer 11-9.

“Lució con mucha confianza, concentrada en los puntos decisivos y creo que lo mejor fue que tomó como ventaja jugar como local. No la miré presionada, como ocurre a veces cuando no se tiene experiencia”, comentó Chiaparini después de la victoria más emocionante que se ha visto en dobles.

“No estaba tan nerviosa como pensé que estaría. Gracias a Dios”, dijo Zúñiga con mucha emoción tras ganar su primer partido profesional.

Zúñiga elogió el dúo que formó con la brasileña, mientras se preparaban para jugar hoy a las 6:00 p.m. en la cancha principal del Club Terraza, donde se medirán a las brasileñas Natalia Guitler y Natalaia Rossi.

“Fue una buena experiencia para el partido de mañana. No me siento mal, a pesar de que sé que casi todas mis rivales me llevan ventaja en experiencia y fortaleza”, concluyó la única jugadora que nos representa en la Copa Claro Sony Ericsson.

“Será un partido difícil, porque las dos (Rossi y Guitler) tienen mucho tiempo de estar jugando juntas en dobles, se conocen bien y se entienden mucho en la cancha”, explicó Chiaparini, de Sao Paulo y 19 años de edad y sólo un año de jugar como profesional.