•  |
  •  |
  • END

El gerente general de los Mets, Omar Minaya, manifestó apoyo a Willie Randolph, ante las especulaciones de que el empleo del abrumado entrenador podría estar en riesgo.

“Willie Randolph es nuestro entrenador. Tiene mi apoyo, tiene el respaldo de nuestra gerencia”, dijo Minaya la noche del viernes, durante el partido que Nueva York terminó perdiendo por 6-5 en 13 entradas ante los Rockies de Colorado, en la quinta derrota consecutiva de los Mets.

“Eso es lo que voy a decirles. Estoy aquí para apoyar a Willie, nuestra gerencia apoya a Willie”.

Minaya indicó que tenía previsto reunirse con Randolph el lunes o martes, una vez que el equipo regrese a casa de la gira actual.

El gerente general viajó a Denver para reunirse con el equipo, luego que los Mets fueron barridos en una serie de cuatro partidos en Atlanta. Explicó que había decidido encontrarse con el equipo antes de la derrota del jueves ante los Bravos.

“El equipo no está jugando bien. Algunas veces como gerente general, uno tiene que ver cómo juega el equipo”, indicó.

Antes del partido del viernes, el tercera base estelar, Dave Wright, defendió a Randolph al responsabilizar a los jugadores de la mala foja de 22-24 que tienen los Mets.

“No queremos ver que Willie sea despedido”, dijo el antesalista. “No quiero ver que nadie sea culpado por algo de lo que yo soy responsable. Eso es lo que sentimos como jugadores. Willie no tiene malos turnos al bate ni hace malos lanzamientos, somos nosotros”.

Randolph está en el centro del conflicto por el bajo desempeño de los Mets, y por los comentarios que hizo esta semana sobre la manera en que él es visto por los medios de comunicación.

“Yo soy el entrenador, sea justo o no, así son las cosas”, declaró Randolph. “Considero que nadie necesita defenderme o plantear lo que es obvio. Los jugadores son los únicos que tienen que salir, jugar y producir. Yo soy de las personas que no aceptan el mérito de ganar, pero entiendo que como soy el entrenador, aceptaré la mayor parte de la culpa por perder. No creo que eso sea justo, pero así son las cosas, y las acepto”.

Posada por volver
NUEVA YORK.- El receptor boricua, Jorge Posada, viajará la semana próxima al complejo de Ligas Menores de los Yanquis de Nueva York en Tampa, Florida, para realizar un programa de rehabilitación de su hombro de lanzar, y podría volver al equipo a comienzos de junio.

Posada, cinco veces electo para el Juego de Estrellas, no tiene acción desde el 26 de abril debido a la lesión. El receptor trató de seguir jugando pese al dolor durante el primer mes de la campaña.

“Esperamos (que regrese) en algún momento, en las primeras dos semanas de junio”, dijo el viernes el gerente general de los Yanquis, Brian Cashman. “Pero no sé todavía si es un pronóstico realista”.

Posada hizo el viernes algunos lanzamientos a una distancia de más de 30 metros, la más larga desde que se lastimó. El receptor de 36 años, quien firmó un contrato por cuatro años y 52.4 millones de dólares antes de esta campaña, batea para .302 con un vuelacercas y 11 remolcadas en 63 turnos al bate, este año.

Nueva York planea usar a Posada en juegos de entrenamiento, como bateador designado o catcher, pero el puertorriqueño no podría lanzar la pelota al comienzo.

“Quizás esto acelerará el proceso de mantener sus piernas en buena forma”, dijo el manager de los Yanquis, Joe Girardi.

Si todo marcha conforme a lo previsto, Posada iría después a las Ligas Menores, para continuar su rehabilitación.

En tanto, el dominicano Wilson Betemit, quien sufrió un tirón en la corva derecha el 10 de mayo, comenzó una rehabilitación en la sucursal de la Triple A en Scranton-Wilkes Barre. Los Yanquis esperan incluirlo en la lista de peloteros activos la semana próxima.