Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Más allá de la dramática pérdida de brújula que descarriló por un buen rato a Denis Martínez, recortando bruscamente sus cifras, el formidable tirador pinolero dejó huellas imperecederas de su extraordinaria calidad. Es natural preguntarse: ¿Hasta dónde hubiera llegado de no ser por ese terrible inconveniente? Bueno, eso será por siempre material para discusiones inagotables en el territorio de lo especulativo.

Esta impresionante actuación de Vicente Padilla atravesando mayo de 2008, nos obliga a escarbar en el grueso archivo de Martínez para aterrizar en mayo de 1979, en su tercera temporada, cuando registró un mes de 6-0.

Después de ganar solamente un juego y perder dos en sus cinco aperturas realizadas en abril en ese año, Denis logró crecer espectacularmente durante mayo, estructurando seis victorias en siete intentos.

El día 1, frente a los Marineros de Seattle, Martínez caminó toda la ruta permitiendo solamente seis hits y una carrera, mientras ponchaba a cinco, facilitándole la victoria de 3 por 1 a los Orioles de Baltimore. El 6 de mayo regresó a la colina blanqueando a los Angelinos por 6-0, ponchando solamente a tres adversarios y cediendo dos bases. En esa ocasión, Martínez lanzó seis entradas sin permitir hits, hasta que Don Bylor le rompió el embrujo en el séptimo. Su efectividad mejoró hasta 2.54 con este trabajo. Fue la tercera blanqueada de su carrera y la primera en el año 79.

Estimulado, Denis trabajó a toda su capacidad el día 10, derrotando por 3-1 a los Atléticos de Oakland. Nuevamente recorrió toda la ruta con un pitcheo de 3 imparables. Su porcentaje de 2.48, lo convirtió en el mejor pitcher de los Orioles en efectividad.

El 16 de mayo Denis fue bateado por los Medias Rojas de Boston, pero tuvo la suerte de contar con un consistente apoyo por parte de los Orioles, y de no haber enfrentado a Denis Eckersley como estaba previsto. Durante seis entradas, Martínez permitió cinco hits y vio como le fabricaron cinco carreras. En ese trayecto permitió un jonrón de Cal Yaztremski, el primero después de 45 entradas. Sin embargo, los Orioles reaccionaron y se impusieron 10 por 6, garantizándole al nica su cuarta victoria del mes y quinta de la temporada.

El día 20, el curvista granadino enfrentó a los Azulejos de Toronto. Retirando a los últimos 19 hombres, los derrotó 6 por 2 con pitcheo de 4 hits. Nuevamente en pie de lucha el 24 de mayo, Denis se enfrentó a los temibles Medias Rojas de Boston y al derecho Mike Tórrez. Con un marcador de 5 por 3, se apuntó su séptimo triunfo consecutivo y sexto en el mes de mayo.

Un día clave para Denis en la batalla con Tommy John, fue el 28 de mayo, cuando enfrentó a los Royals de Kansas City. Si Denis lograba su séptima victoria del mes, dejaba fuera de combate a John, quien tenía balance de 6-1. Pero eso no fue posible debido a que George Brett lo atacó fieramente bateándole el ciclo, y obligándolo a un empate a cuatro carreras después de un esfuerzo de nueve innings. Obviamente, Denis no tuvo que ver en la decisión, y pese a que 6-0 era mejor que 6-1, y su efectividad en esos 30 días fue fulgurante, la escogencia de pitcher del mes fue para el zurdo John, de los Yanquis.

En ese 1979, Denis que atravesó por una racha de 10 victorias; fue líder en recorridos completos del joven circuito con un total de 18, pero se deterioró después del Juego de Estrellas, terminando con 15 y 16. A los 24 años, Martínez abrió 39 juegos, cifra líder de la Liga, acercándose a las 300 entradas con 292. Fue el año en que Mike Flanagan con 23 y 9, resultó el mejor pitcher de los Orioles y ganador del Premio Cy Young.