•  |
  •  |
  • END

El “Clásico” 124 que protagonizan Real Estelí y Diriangén no cumplió con las expectativas de los aficionados, y con un descolorido encuentro se repartieron los puntos, al terminar empatados a un gol, cuyo festejo salvó la debacle, porque en las tribunas el bostezo y la molestia fueron evidentes. De este “Clásico” lo mejor fue la primera parte, que fue donde se hicieron los goles.

Estelí tomó la delantera a los 29 minutos por una gran pincelada de cabeza del chinandegano Samuel Wilson, quien definió de espalda al marco un pase en diagonal, enviado por el hondureño Elmer Mejía. Después de esa anotación, los jugadores dieron la impresión de querer disputar un partido de esta clase con la gallardía que se debe disputar un clásico, pero eso sólo fue una intención.

Cuando mejor jugaba la visita y cuando tenía el control del balón y del partido, surgió una maniobra individual de Armando Reyes por la banda derecha, quien superó la marca de Mavin Molina, disparó al marco defendido por Carlos Mendieta y el delantero Jorge Portocarrero, sólo llegó a empujar el balón a los 43 minutos de la primera parte.

La segunda parte fue más aburrida que la primera, y todo quedó en amenazas e intentos de anotación. La lluvia empeoró la actuación de los protagonistas, quienes se vieron afectados por el artero trabajo del central William Reyes, quien expulsó a los 30 minutos al técnico esteliano Otoniel Olivas, al reclamar éste que le estaban tirando objetos de las tribunas.

La apuesta ofensiva de ambos técnicos no les dio resultado, y sus equipos firmaron un ejercicio de impotencia, de querer y no poder frente a un rival muy serio y conservador, muy contundente en defensa, inoportuno en el remate, con poco fútbol.

Ocotal selló su boleto a la semifinal al golear 5-0 a San Marcos, triunfo que lo deja solo en la punta del torneo con 35 puntos. De Honduras vinieron los goles de los fronterizos: Julio Molina (6 y 58), figura del ataque, Howall Mejía (30), Mario García (67) y Darwin Ramírez (77), quienes sellaron la segunda goleada ocotaleña en forma consecutiva.

Deportivo América se sacudió de la goleada de media semana al superar de visita 2-1 a Masatepe; Leslie Caldera a los 29 y Mario Ruiz a los 31, fueron suficientes para obtener los tres puntos. Descontó Nicolás Nelson por los mondongueros.

Ferreti rescató un punto en el Glorias Costeñas de Bluefields, al empatar a los 74 minutos por intermedio del novato Juan Barrera. Bluefields ganaba el encuentro desde los 21 minutos por anotación de Clifford Wilson, pero al final y ante el empuje de los capitalinos, cedieron a la presión y terminaron 1-1.

Con estos resultados prácticamente la semifinal ha quedado definida: Ocotal líder con 35 puntos; Ferreti por mejor diferencia de goles es segundo con 33 unidades; Diriangén tercero con 33 tantos; y de cuarto está Estelí con 27 puntos. Ricardo Vega se olvidó de anotar y se mantiene con 35 goles.