•  |
  •  |
  • END

El VCP-Chinandega, que dirige Eduardo Alonso, demostró en el Olímpico del IND que la experiencia y la superioridad técnica tienen que ir de la mano con la garra y voluntad de ganar, y con eso se impuso 3-1 al Managua FC, en el partido de ida de la semifinal del torneo de Clausura 2008 de Segunda División.

El equipo chinandegano venció a un Managua FC que durante los primeros 45 minutos fue un sólido castillo defensivo, con una calidad individual y táctica superior a la del VCP. Fue en ese inolvidable tramo del partido en que Managua tomó la delantera por definición del delantero Gerson Debes, a los 27 minutos.

En la segunda parte, el técnico Alonso ubicó a sus jugadores de manera habitual, y con una tripleta de ataque estableció un 3-4-3, con Mario Estrada, Adrián Morales y Ledys Alvarado en la punta.

La táctica era mantener a la línea del centro del campo ligeramente adelantada, para evitar impedir la construcción del juego a los capitalinos, un equipo que necesita de espacios amplios para organizar su ataque.

El Managua FC intentó ejercer su papel de anfitrión y buscó irse hacia arriba sin amilanarse ante su rival, pero una vez tras otra chocó con la seguridad defensiva de los chinandeganos, que utilizaban un marcaje individual.

La presión le surtió efecto al VCP y empezó a crear ocasiones de gol pasados los diez minutos de juego. Al minuto 56, una mano dentro del área grande terminó en penal que cobró Carlos Alonso, decretando el 1-1. De ahí todo fue para la visita.

La construcción del juego del VCP se asemejaba a una partida de ajedrez con demasiados “pases” cortos hacia adelante y largos hacia atrás, buscando los pocos huecos libres, pues los jugadores del Managua bloqueaban con acierto en todas las casillas.

El ataque incesante contra la fortaleza inexpugnable en la que se había convertido la defensa del Managua, creó peligro con disparos desde todos los ángulos de Mario Estrada y Carlos Alonso, o con jugadas muy bien enlazadas entre el hondureño Velarmino Reyes, Adrián Morales y Alvarado.

Y la recompensa llegó: una impresionante maniobra de Morales a los 73 minutos puso a ganar a los visitantes. Desde la línea de tres cuartos, que se coló por el lateral de la portería sin que Erlin Méndez pudiese siquiera tocarlo. La remontada chinandegana brillaba en la pizarra. A los 90+2 nuevamente Morales anotó para el definitivo 3-1.

Finalmente, el VCP, que por segunda vez llega a la semifinal del fútbol de Segunda División, logró ganar con sus estrellas y organización táctica, y es un firme candidato a llevarse el título.

El ganador de la otra llave fue Xilotepetl, que derrotó 1-0 a la UNAN-Managua con anotación de Medardo García en tiro de penal a los 13 minutos del primer tiempo.