•  |
  •  |
  • END

El Nuevo Herald

Después de tanto tiempo en el béisbol, ¿cómo es un día perfecto para ti?
Ayer. Me desperté tarde, como a las diez. Desayuné y me fui para la playa. Agarré mi sillita y mi toalla y me tiré ahí como cinco horas. Estaba con unos compañeros del equipo y la pasamos muy bien. Y en la noche salimos a un par de lugares para disfrutar de la música y el ambiente latino.


¿Qué cosas te hacen reír?
Los chistes de mis compañeros de equipo, las historias que les han pasado, y compartir con amigos.


¿El momento más triste de tu carrera?
Perder el juego siete de la Serie Mundial acá en Florida en 1997 fue uno de los más difíciles de la carrera. Y también cuando me ha tocado operarme, como este año, en el principio de la temporada.


¿El día más feliz?
Mi primer contrato y también mi primer día en Grandes Ligas. Lógicamente también el llegar a la Serie Mundial.


Cuando llegue el momento del Salón de la Fama ¿con qué uniforme te gustaría que te exaltaran ahí?
Si tengo la suerte de llegar ahí, me gustaría que fuese con el de los Indios de Cleveland.


¿Tu mejor amigo en la pelota?
Me hice muy amigo de Edgardo Alfonzo y de Eliécer Alfonzo. De Carlos Baerga también, cuando estaba con la novena de los Indios de Cleveland. Pero la verdad es que mis amigos de más confianza no se encuentran acá en el mundo del béisbol.


Si tuvieras oportunidad de ver a algún pelotero que no pudiste verlo, ¿quién sería?
Creo que sería al mejor pelotero latinoamericano de la historia, que es el puertorriqueño Roberto Clemente. Me hubiese gustado verlo jugar en el terreno.


Si tuvieras oportunidad de conocer a alguien fuera del béisbol, ¿quién sería?
Siempre quise conocer a Muhammad Alí y tuve la oportunidad de hacerlo hace como diez años, y ese fue uno de los momentos más impactantes que he tenido en mi vida. También conocí a Michael Jordan. Pero en realidad nunca sentí la misma idolatría por Jordan como la que siempre he tenido por Alí. Es un mito.


¿Cuál es el souvenir más preciado que tienes?
De verdad, no colecciono muchos souvenir, pero le tengo mucho cariño a mi primer guante que usé en las Grandes Ligas. Ese todavía lo tengo.


¿Qué lugar del mundo te gustaría conocer que aún no lo has visitado?
Egipto. Ese país me llama mucho la atención, quizá por la influencia que tengo por el arte. Estoy planeando ir, pero no sé cuándo será ese día, pero es algo que quiero hacer.