•  |
  •  |
  • END

BUENOS AIRES / AFP.- El delantero estelar del FC Barcelona, Lionel Messi, expresó su ilusión de que Argentina le gane a Brasil en un próximo choque por las eliminatorias sudamericanas al Mundial Sudáfrica-2010, al arribar el miércoles a Buenos Aires.

"A Brasil, la verdad que tenemos que ganarle. Es hora de que llegue ese momento. Son dos veces que nos ganaron de mal modo", admitió Messi sobre el clásico sudamericano que se jugará en Brasil el 18 de junio, por la sexta fecha de las eliminatorias mundialistas.

Argentina busca la revancha de la Copa América Venezuela-2007, perdida a manos de Brasil, que le propinó en la final una dura goleada por 3-0, mientras que en septiembre de 2006, los albicelestes habían caído con igual resultado en un amistoso en Londres frente a su eterno rival.

En declaraciones en el aeropuerto internacional de Ezeiza, Messi evitó confirmar si participará de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, como había asegurado la semana pasada, ante la coincidencia de fechas con la fase previa de la Liga de Campeones que debería disputar con el FC Barcelona.

"Me encantaría poder estar en los dos lados, ya lo dije. No puedo decidirlo, pero no creo que haya problemas", dijo Messi, sin poder precisar si podrá integrar o no la selección albiceleste en los Juegos.

La semana pasada, poco antes del amistoso en el que Argentina derrotó 1-0 a la selección catalana en el Camp Nou, Messi había expresado su intención de participar en los Juegos Olímpicos, para defender la medalla de oro ganada en los Juegos de Atenas-2004.

"Los Juegos Olímpicos son algo que no voy a poder jugar nunca más", alegó Messi, al manifestarse "muy ilusionado" con la posibilidad de participar en Pekín-2008.