•  |
  •  |
  • EFE

Pekín ha comenzado la construcción de la noria más alta del mundo, que forma parte de las instalaciones para conmemorar los Juegos Olímpicos de 2008 y que permitirá contemplar la ciudad olímpica a vista de pájaro.

La noria medirá 208 metros, en clara referencia al año de los Juegos, y superará con creces a la de Londres, actualmente la más alta del globo, de 135 metros de alto y diseñada por la misma empresa holandesa que se está haciendo cargo de la noria pequinesa.

Con 48 cabinas, todas ellas acondicionadas para alojar a personas discapacitadas, la noria tiene capacidad para albergar un total de mil 920 personas y se espera que se convierta en todo un símbolo de la capital china, además de en un negocio redondo.

No en vano, desde la noria de Londres, conocida como "London Eye", contemplaron la ciudad 30 millones de personas en los pasados siete años, a un precio de 13 libras (27 dólares) por viaje.

De momento no existe una fecha definitiva para la finalización de la atracción, que estará situada en el parque Chaoyang, donde se ubican y se ubicarán otras instalaciones conmemorativas de los Juegos.