•  |
  •  |
  • END

La selección de Croacia se impuso 1-0 al modesto anfitrión Austria con toda lógica, aunque sufriendo más de la cuenta este domingo en Viena, en el primer partido del grupo B de la Euro 2008 de fútbol, gracias a un gol de penal del volante Luka Modric a los 4 minutos.

En un Estadio de Viena, colmado por casi 52 mil espectadores, el encuentro comenzó derecho para los croatas, cuando el defensor austriaco Rene Aufhauser volteó torpemente a Ivica Olic, que encaraba hacia la línea de fondo.

El árbitro holandés, Pieter Vink, no dudó en pitar, y el centrocampista Luka Modric, nueva figura del Tottenham, se encargó de cambiar la falta por gol con un remate recto al centro de la portería de Jurgen Macho.

Durante el resto de la primera parte los croatas siguieron manejando el balón por el piso y se crearon algunas situaciones de peligro, aunque jamás con mucha claridad.

De hecho, en esos primeros 15 minutos el local pareció asfixiado, nervioso y estuvo a punto de quedarse con un hombre menos, porque el defensor del Middlesbrough inglés, Emanuel Pogatetz, se salvó milagrosamente de recibir una segunda tarjeta amarilla.

“Esta victoria nos da confianza para lo que sigue del torneo. El primer partido siempre es difícil y jugamos bien hasta los 35 minutos del primer tiempo. Después, Austria nos puso mucha presión y habrá que analizar los errores cometidos”, reconoció Bilic.

En la segunda parte, los hombres de Josef Hickersberger mostraron decisión para buscar el empate, y acorralaron a la “cuadriculada” contra la valla de Stipe Pletikosa, quien terminó transformándose en la figura del partido.

“Lo más importante es que ganamos los tres puntos. Nuestro rival fue muy agresivo y nos defendimos bien”, aseguró el portero croata.

El susto de un remate cruzado de Joachim Standfest, alguna trepada del capitán Andreas Ivanschitz, y un tiro cruzado de Josip Simunic, paralizó a los numerosos hinchas croatas.

Las esperanzas locales se borraron del todo cuando un cabezazo del ingresado Roman Kienast, quien milita en el fútbol noruego, salió besando el poste de Pletikosa.