• |
  • |
  • AFP

El FC Barcelona derrotó este miércoles 2-0 al Glasgow Rangers ecocés en el Camp Nou, en partido válido por la cuarta fecha del Grupo E de la Liga de clubes Campeones de fútbol de Europa, con un gol y gran actuación del argentino Lionel "Leo" Messi.

Con este resultado, el equipo catalán está virtualmente clasificado para octavos de final y al frente de su llave. El argentino Lionel "Leo" Messi volvió a ser el gran protagonista de los azulgrana.

En los primeros compases, cuando los equipos aún se estaban estudiando en el campo, el brasileño Ronaldinho cambió de banda un balón, se la puso en el otro extremo a Messi, quien, de cabeza, puso la pelota en el poste contrario justo cuando entraba el francés Thierry Henry para aprovechar el rebote y meter el balón y todo su cuerpo dentro del arco escocés.

En el minuto seis, el francés Henry marcaba así su segundo gol para el Barça en la Liga de Campeones.

Messi como una flecha

A falta de dos minutos para cumplirse el tiempo reglamentario de la primera parte, otra vez la misma pareja del argentino y el brasileño hicieron de las suyas. Ronaldinho hizo una pared con Messi, quien le devolvió el balçon, y disparó el brasileño. El guardameta McGregor rechazó como pudo y entró Messi como una flecha, y marcó el segundo gol. Fue el tercer gol de Messi en cuatro partidos de la Liga de Campeones.

En un primer tiempo muy aburrido, los dos goles del Barcelona fueron lo que dio algo de alegría a los más de 70 mil aficionados que se habían congregrado, 6 mil de los cuales eran escoceses.

Si con el primer gol el Barça se mostró seguro del triunfo, con el segundo se limitó a pasar el balón cuando lo tuvo, pero no llevó peligro a la valla de los visitantes, mientras que los escoceses, limitados en calidad ante un rival muy superior, intentaron lo que pudieron.

El FC Barcelona estuvo muy lento, dando poco movimiento al balón y siguió contando con la suerte. En el segundo tiempo, los locales decidieron entretener algo más a quienes asistieron al campo e intentaron algunas jugadas, muy pocas con peligro.

En el minuto 66, Messi volvió a tener en su zurda una nueva ocasión de gol, después de un gran pase del francés Henry, pero su disparo salió apenas desviado. Pero ya no hubo más goles.