•  |
  •  |
  • END

dplay@ibw.com.ni

No es la Holanda del 74, la que revolucionó el fútbol con Cruyff, Neeskens, Rep, Rensenbrink, Van Hanagem, Krol y otros, pero esta versión de 2008 que vimos frente a la siempre durísima Italia, dejó al planeta fútbol con la boca abierta.

No es el “huracán” del 74 o del 78, que fue considerada favorita en esas dos finales de Copa del Mundo, fallando en el último grito del drama, pero este oleaje prematuramente mete miedo.

Un sólo partido no facilita todas las pistas. “Se necesita algo más”, diría prudentemente Watson, el hombre de confianza de Sherlock Holmes, pero por ahora, después de haber visto funcionar por 90 minutos a cada uno de los 16 equipos, Holanda encabeza la lista de grandes impresiones con sus tres goles a Italia, más allá de lo discutible que fue el de Van Nistelrooy, y detrás, Alemania, con su exhibición de pulcritud, claridad y profundidad mostrada contra Polonia.

Ballack es un factor de incidencia que ha conseguido un llamativo crecimiento desde sus dos goles contra el Manchester en la liga inglesa vistiendo la casaca del Chelsea. El equipo alemán, que nunca bromea, que siempre va a fondo, que incluso sorprende como lo hizo contra pronóstico en la última Copa del Mundo avanzando amenazante.

Y está España, con sus cuatro goles frente a Rusia, y por supuesto, el Portugal de Cristiano Ronaldo, finalista junto con Grecia en la más reciente edición de la Euro en 2004, y que cuenta con Nani, Carvalho, Deco, Maniche y Nuno Gómez.

Pero son las primeras señales. Francia, sin dos piezas fundamentales como son Thierry Henry y Parick Vieira, empató con Rumania sin impresionar, dejando abiertas muchas intrigas sobre su futuro inmediato.

Lo que parece haber quedado claro es que Grecia tendrá que esperar por la resurrección de Pericles para volver a ganar una Euro como lo logró asombrosamente hace cuatro años.

Alguien preguntó: ¿cuándo juega Inglaterra? Claro que está haciendo falta el equipo británico con su constelación de estrellas. Tiene la mejor liga del mundo, pero no la mejor selección.

Entramos hoy a los partidos de segunda ronda en busca de más pistas cuando presenciemos los partidos Portugal-República Checa, Alemania-Croacia, Holanda-Francia y Suecia-España, y tengamos una mejor idea sobre el terreno que estamos pisando.