•  |
  •  |
  • END

TODO O NADA.- El defensor italiano Gianluca Zambrotta estimó este miércoles que el partido contra Rumania (grupo C), el viernes en Zurich, será "a todo o nada", tras la caída de los azzurri ante Holanda (3-0), en su debut en la Euro-2008 de fútbol. "Contra Rumania, es un partido a todo o nada. Habrá que dar lo máximo, luchar y llegar primeros en cada pelota. El único resultado que nos interesa es la victoria", destacó el jugador del FC Barcelona, calificando al duelo de "delicado y decisivo". "Al perder el primer partido 3-0, nos metimos en un problema", sostuvo Zambrotta.


CAUTELOSO.- El técnico de Francia Raymond Domenech refutó a quienes critican a su equipo por defensivo, argumentando que apostar todo al ataque es muy arriesgado en la Euro-2008. “Declarar ‘vamos al ataque’, espada en mano, es fácil de decir. Pero tienes que ser capaz de organizarlo”, dijo Domenech el miércoles. Francia fue cuestionada por el pobre empate 0-0 ante Rumania en su debut el lunes por el Grupo C, y tendrá que mejorar mucho para el partido el viernes ante Holanda, que apabulló 3-0 a Italia. “Hay que anotar para ganar partidos, ser más decisivos. No jugar por el hecho de jugar, sino jugar para anotar. Es verdad, podemos convertir en cualquier momento, sólo que todavía no hemos encontrado el momento”, aseguró.


SE PUEDE SOÑAR.- La leyenda del fútbol portugués Eusebio indicó este miércoles, tras la victoria 3-1 de Portugal ante República Checa en partido del grupo A de la Euro-2008 de fútbol en Ginebra, que la Seleçao podía "soñar con el título de campeón de Europa". "Portugal ahora puede soñar con el título de campeón de Europa", aseguró Eusebio, líder del seleccionado luso que llegó a semifinales del Mundial-1966. "Vimos a una selección portuguesa que jugó bien y aportó una victoria magnífica para todo el pueblo portugués", acotó la “Pantera”.


SUPERSTICIOSO.- Mario Gómez es el único jugador de la Nationalmannschaft que no canta el himno alemán antes de los encuentros. No porque no conozca la letra o por apego a España, el país de su padre, sino por superstición. "Antes de un partido con el equipo de Alemania sub-15, no canté el himno y marqué un gol", explicó recientemente “Súper Mario”, que también reveló que antes de cada partido, debía utilizar el urinario situado más a la izquierda, siempre por superstición.