•  |
  •  |
  • END

VIENA / AFP.- Austria y Polonia, que se enfrentan hoy jueves en Viena, se juegan el todo por el todo en su segundo partido del Grupo B de la Euro-2008, en el que estarán obligados a ganar para conservar una posibilidad de clasificarse para los cuartos de final de la competición.

Sin haber estado mal en su primer partido ninguno de los dos, Austria perdió el domingo de penal contra Croacia (1-0), mientras que Polonia ocupa la última posición del grupo tras caer ante Alemania (2-0).

"Será todo o nada para ambos equipos. Sólo el vencedor conservará alguna posibilidad de acceder a los cuartos de final. El perdedor será eliminado", resumió el técnico austriaco, Josef Hickersberger.

Organizador del torneo junto a Suiza, Austria está convencido de poder imponerse a los hombres de Leo Beenhakker, aunque no haya derrotado a Polonia desde hace 14 años.

Privado de su capitán Maciej Zurawski, lesionado en el muslo contra Alemania, el técnico holandés podría también tener que renunciar a su centrocampista organizador Mariusz Lewandowski, con molestias en un tobillo.

Beenhakker ha prometido que su equipo, que como Austria disputa su primera fase final de una Eurocopa, jugará a su "más alto nivel". El holandés podría poner como titular al delantero de origen brasileño Róger Guerreiro, convincente en su entrada en juego contra Alemania.

Por parte austriaca, Hickersberger podría realizar varios cambios, entre ellos la entrada de Ümit Korkmaz, nuevo jugador del Eintracht Francfort, en lugar de Ronald Gercialiu, y sustituir a los delanteros Martin Harnik y Roland Linz, inexistentes contra los croatas, por Roman Kienast y Erwin Hoffer.

El técnico advirtió de todas maneras que no sacará un equipo demasiado ofensivo. "No haremos un fútbol Hollywood", declaró.

Austria y Polonia, los equipos más débiles de la competición, saben que su supervivencia pasa sólo por una victoria.