•  |
  •  |
  • END

LAUSANA / AFP.- El portero y capitán de Holanda, Edwin van der Sar, disputará hoy ante Francia por la Euro-2008 su partido número 127 con la casaca “Oranje”, con la misma "pasión" que en sus inicios profesionales en 1990.

"Los secretos de la longevidad son la pasión, las ganas. Sigo teniendo el fuego sagrado", confesó a la AFP el gigante de 1.97 m, de 37 años.

“Sar”, su diminutivo en el país, es el abuelito del equipo.

"Mucho más que eso", asegura el seleccionador Marco van Basten. "Porque es un guía, un consejero para los más jóvenes, un confidente para algunos, y mi mano derecha en el campo de juego. Es una bendición tenerlo", dice “San Marco”.

Miembro del “G7”, grupo de siete líderes que forzó a Van Basten a abandonar su clásico 4-3-3 por el actual 4-2-3-1 en la primavera pasada (boreal), Van der Sar es el que reconcilió al seleccionador con el atacante Ruud van Nistelrooy hace un año, tras una pelea.

Está claro, su influencia en el vestuario es enorme.

Y tan vasta que uno se olvidaría casi que el portero se formó en el Ajax Amsterdam y ha tenido una carrera brillante, que lo tiene aún cubriendo la meta del Manchester United.

Actor principal en la última final de la Liga de Campeones frente al Chelsea, con victoria del MU en los penales, Van der Sar fue el héroe.

Ante Italia fue sólido y respondió cuando lo llamaron a actuar. Es un sello de garantía bajo los palos.

"Hice mi trabajo", afirmó sin euforia a la salida del estadio.

Su experiencia en grandes torneos --esta Euro-2008 es su séptimo, tras debutar en el Mundial de Estados Unidos en 1994 como suplente de Ed de Goey-- le impide ser demasiado optimista.

Los recuerdos crueles sin duda lo han marcado: semifinales perdidas en el Mundial de 1998 o en las Eurocopas 2000 y 2004.

"Pero no quiero pensar en el pasado, sólo me interesa el futuro", acotó.

El futuro inmediato es Francia, esta noche en Berna.

"Son duros, pero estoy seguro de que ellos tampoco estarán contentos de enfrentarnos, después de lo que hicimos ante Italia", ironiza el hombre que jugará su decimoquinto partido en fase final de Eurocopa.

"Nuestro equipo ahora es adulto. En relación al Mundial-2006, los jugadores importantes tienen dos años más. Y la mayoría juega en el extranjero, como Sneijder, Van der Vaart, Van Persie o Kuyt, que progresaron mucho en los últimos meses", advierte Van der Sar, el portero de siempre de Holanda.