•  |
  •  |
  • END

BASILEA / AP

Nuno Gómez, delantero de Portugal, dijo que, aunque hoy deben afrontar el último partido de la fase de grupos ante Suiza, los jugadores lusos no pueden ocultar que ya piensan en los cuartos de final, para los que están matemáticamente clasificados, y por lo tanto la consigna es no dar tregua.

“No vamos a ocultar que nuestro subconsciente está en cuartos de final, pero mañana no queremos perder y el equipo que entre en el campo lo hará con decisión para continuar el trabajo de los últimos partidos”, dijo el atacante portugués.

En otro juego de la jornada, Turquía se enfrenta a la República Checa, ambos con tres puntos como consecuencia de sus victorias sobre Suiza, y obviamente con posibilidades de avanzar. En esta jornada los juegos se realizarán a la misma hora para evitar especulaciones.

Regresando con Nuno Gómez dijo: “Nuestro primer objetivo está conseguido, que era superar la fase de grupos, y ahora todos los equipos que encontremos en el camino serán muy complicados”.

Al ser interrogado sobre cuáles son los rivales no deseados, el delantero luso recordó que para llegar a la final en 2004 se encontraron con España o Inglaterra, entre otros equipos. “Eso sucede en los grandes torneos. Sabemos que hay equipos que son más fuertes que otros, pero nunca sabes lo que puede suceder con rivales teóricamente más débiles a un sólo partido”, agregó.

Respecto a unas declaraciones del mítico Eusebio da Silva en las que decía que al equipo le falta un delantero con gol, Nuno Gómez comentó que: “Es amigo mío, y hemos hablado muchas veces. Él tiene libertad para decir lo que quiera”.

En lo referente al otro juego, Turquía confía revertir la historia adversa cuando enfrente hoy a República Checa, en un duelo decisivo por el pase a los cuartos de final de la Eurocopa 2008.

Los turcos vencieron en su segundo compromiso 2-1 al coanfitrión Suiza, mientras los checos cayeron 3-1 ante Portugal, quien con récord ideal de seis puntos ya se aseguró la clasificación en el Grupo A.

Turquía y República Checa, con tres puntos, jugarán en el Estadio de Ginebra por el boleto pendiente. Si empataran, definirán por la vía de los penales.

“Mis jugadores necesitan algo como esto para ganar confianza”, aseguró el técnico turco Fatih Terim sobre el agónico triunfo ante Suiza. “Los tres puntos nos renovaron las esperanzas. Estamos todavía en carrera y eso es importante”.

Pero para su pesar, las estadísticas no están a favor de su equipo ante República Checa.

Los checos ganaron 10 partidos, empataron tres y sólo una vez fueron derrotados por Turquía. Fue un amistoso en 1958, ante la entonces Checoslovaquia. La última vez que se enfrentaron fue en un duelo preparatorio para el mundial de 2006, que terminó 2-2.

Sin embargo, el volante turco, Hamit Altintop, no cree que la historia tenga alguna relevancia, especialmente ahora que recuperaron la confianza tras dar vuelta el marcador ante Suiza en el último minuto.

“No perdimos la fe ni nos dejamos caer pese a que perdíamos 1-0. Ahora, con la moral que tenemos, confiamos lograr un buen resultado ante República Checa y avanzar a cuartos”, avisó.