•  |
  •  |
  • END

TENERO, Suiza / AP

Los jugadores de Alemania parece que están disfrutando la presión que les ha impuesto la derrota ante Croacia en la Eurocopa.

Alemania, que fue derrotada 2-1 por los croatas, necesita al menos un empate el lunes ante el coanfitrión Austria por el Grupo B, para avanzar a cuartos de final y mantener la ilusión de ganar la cuarta corona europea.

“Me lo estoy imaginando: 50 mil personas en el estadio; qué más se puede pedir”, aseguró el defensor Christoph Metzelder el sábado.

Y no es el único
“Es un superpartido para nosotros”, sostuvo el volante Torsten Frings. “Podemos dejar afuera al local. Eso hará crecer nuestra confianza y hacer tapar los errores que cometimos ante Croacia”.

Alemania, quien antes del torneo era la favorita de los apostadores, derrotó 2-0 a Polonia en el debut. Pero luego cayó ante los croatas, dejó dudas en el juego y además quedó en una situación comprometida en su zona.

Austria creó infinidad de oportunidades ante Croacia, pero perdió 1-0. Luego empató en el último minuto con Polonia. Si el coanfitrión, que también tiene oportunidad de clasificarse, mejora la puntería, entonces los alemanes tendrán problemas.

“El humor es tenso, por supuesto. Y nosotros somos los responsables de eso. Pero tenemos un buen equipo y si ejecutamos bien nuestro juego, entonces ganaremos”, dijo Frings.

Croacia, con seis puntos ya se clasificó, y se aseguró el primer puesto en el grupo. Alemania tiene tres unidades, y con una la siguen Polonia y Austria.

“Con todo respeto, si nos fijamos en nuestras fortalezas; ganaremos”, apuntó Metzelder. “Con la selección alemana siempre tienes presión y lo podemos manejar. Es un desafío para nosotros”.


Frings coincidió
“Hemos demostrado que podemos (jugar bajo presión). Y queremos mostrar el lunes que somos un buen equipo. No veo razones para cambiar nuestro funcionamiento por un partido perdido. Fueron más los partidos que ganamos jugando así en los últimos cuatro años”.

“Estamos hambrientos por ganar el partido”, avisó.