•  |
  •  |
  • END

Especial para END

Después de sufrir una enfermedad terminal, conocimos del sensible fallecimiento de nuestro amigo Leonardo Antonio Portocarrero Solórzano, nacido en Managua en el barrio Los Ángeles, un 17 de enero de 1935; recién había cumplido sus 73 años de edad.


Su carrera deportiva
Lo descubre y lo inicia a la edad de 12 años en su barrio natal, su pariente y quijote del béisbol: Octavio “Tabo” López, integrándolo al equipo infantil “Isla del Deporte”, desarrollando sus habilidades beisboleras hasta llegar a los niveles superiores.

López lo bautizó con el mote “rey de los monos”, dado la movilidad y versatilidad que mostraba en sus desplazamientos alrededor de segunda base y el campo corto.

A los 17 años debuta en segunda fuerza con el equipo López y Reyes, pasando posteriormente con el respetable Ladrillera Buitrago, que contaba en sus filas con peloteros caracterizados, entre otros, Los hermanos Félix y Petronilo Sotelo, Gregorio “Manojo” Morga, Félix Delgado, Pedro “El Perico” Téllez, y Antonio García.

En 1954, jugando con el Luz y Fuerza gana el campeonato mayor (A) para el equipo Porvenir, de San Marcos, sucursal del cinco estrellas de Primera División.

Ese mismo año lo contratan para jugar en Guatemala con el tradicional equipo (Marte), patrocinado por las fuerzas armadas. Lo acompañaron en esta gira: Pedro Téllez, Ramón “La Ceiba” Martínez, Salvador “La Chava” Acosta y Armando “La Veterana” Niño, quien lanzó juego perfecto en liga Chapina.


Los campeonatos del Luz y Fuerza
Disfrutó de tres campeonatos en los años 1954, 1955 y 1956, equipo que fue dirigido por tres peloteros legendarios de nuestro béisbol: Francisco “El Americano” Fletes, Jonathan Robinson y Carlos “Pichón” Navas.

En 1956 viajan a Bluefields para disputar el Nacional de Primera División contra el San José, dirigido por el recordado Hermano Lucas.

Los electricistas iban comandados por Carlos Navas e integraban el póster, entre otros: Pedro Téllez, Francisco Orozco, Antonio García, Emilio Mackenzie, Luis Chavarría, Guillermo Rosales, Domingo “El Ruso” Morales, Pastor Canales, Livingston Cayasso, Carlos “El Indio” Gómez, Petronilo Sotelo y Reinaldo “El Zurdo” Avellán.

Pierden el campeonato dos a uno en serie de tres partidos, de los cuales, Willie Hooker ganó dos, y al año siguiente debutaba en la recordada Liga Profesional, convirtiéndose en uno de los mejores lanzadores de la primera etapa del béisbol profesional nicaragüense (56-67).

El primer juego lo ganó Willie 5 a 0, permitiendo solamente cuatro hits. Los “electricista” empatan la serie, ganan el segundo partido con magnífico pitcheo del Carlos “El Indio” Gómez, blanqueando al San José 9 a 0. En el último de la serie gana nuevamente Hooker 5 a 3, conquistando el título nacional para los caribeños.


El viaje a los Panamericanos de Chicago
En 1959, perteneciendo al famoso equipo de Primera División “Cabo Mejía”, lo llaman a la segunda base de la selección nacional formando la llave de doble play con el debutante campo corto Rigo Mena, considerado el mejor short-stop de todos los tiempos en Nicaragua. Este seleccionado tiene el mérito histórico de ser de los primeros en jugar en dos estadios de Grandes Ligas: el Comiskey Park de los Medias Blancas de Chicago, y el Wrigley Field de los Cachorros de Chicago.

Al regreso de los Panamericanos, Evelio Áreas Mendoza recomienda a Leonardo para que firme con el Oriental de La profesional; debuta en segunda base haciendo llave de doble play con Lázaro Ferry. En esa temporada compartió róster con Roberto Fernández T. (M), Luis Tiant, Máximo García, Alerton Martin, Mudell Mathews, Silverio Pérez, Juan Vistuer, Danny Hayling, Orlando Lerux, Calvin Byron, Joaquín y Heberto Portobanco, entre otros.

Termina su carrera profesional con León en la décima temporada, retirándose definitivamente del béisbol.

A inicios de 1977, diez años después de terminada la profesional, participa en un juego de exhibición realizado en el Estadio Nacional entre los veteranos ex profesionales y los Búfalos-Bóer. En esa ocasión alinearon por los veteranos: Willie Hooker, Arturo Hodgson, Alejandro Canales, Pedro Espinoza, Carlos Blanco. Luis Argüello, Rodolfo Sequeira, Evert Gallo, Augusto Tapia, David Cuarezma, Cesar Gutiérrez y Augusto Tapia.

Leonardo se despidió en su segundo turno conectándole doble al “Zurdo” Francisco Otero. Alinearon con la “manada”: Iván Ulloa (M), Francisco Reyes “Chico Toval” (C), Wayne Taylor, Julio Molina, Reinaldo “Cacho” Téllez, Julio Cuarezma, Danilo Sotelo, el debutante David Green, José R. Vega “Pepsi Cola”, Roberto Espino, Rafael Obando, Ramón Solano, Ramiro Toruño, Mario Torres, Enrique Chavarría, Ramón Bolaños, Antonio Acosta, Alfredo Zelaya y Germán Jiménez.

Willie mostró su calidad lanzando cuatro entradas sin permitir anotaciones. Le siguieron Alejandro Canales y Arturo Hodgson, quien permitió las dos carreras; y cerró Pedro “El Vampiro” Espinoza, dominando a los “Astados” sin permitirles hits ni carreras. Los Búfalos conectaron 5 hits y 2 carreras. Los ex Profesionales 7 hits sin carreras; ambas novenas cometieron un error. Por los capitalinos abrió “El Zurdo” Francisco Otero, relevando Enrique Chavarría (PG) y cerrando Ramón Bolaños.

En su vida laboral Leonardo prestó sus servicios durante 32 años a la empresa aguadora, donde dirigió equipos de softbol, siendo apreciado y respetado por sus compañeros.

Las honras fúnebres de Leonardo se realizaron en el Cementerio General de Managua. Descanse en la paz del creador. Nuestras sinceras condolencias a todos sus familiares.