•   BASILEA, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AP

Cortesía de dos goles de Hakan Yakin, Suiza se despidió el domingo de la Eurocopa con el consuelo de una victoria histórica 2-0 sobre Portugal, en un partido por el puro trámite dentro del Grupo A.

Para los coanfitriones, el triunfo fue inédito: ni más ni menos que su primero en el campeonato europeo de selecciones.

Con Portugal clasificado a los cuartos de final como primero en el grupo y los suizos eliminados tras dos derrotas, Yakin abrió la cuenta a los 71 minutos tras recibir dentro del área un pase de Eren Derdiyok.

Yakin puso cifras definitivas a los 83 al convertir un penal, después de una falta de Fernando Meira sobre Tranquillo Barnetta.

Fue un partido más que nada insípido, pero era algo que se esperaba frente a las circunstancias.

Sólo Ricardo y los defensores Paulo Ferreira y Pepe fueron los únicos titulares habituales que el técnico Luiz Felipe Scolari decidió alinear desde el vamos, mientras figuras como Cristiano Ronaldo y Deco se quedaron en la banca.

Esto lo aprevechó Suiza, que puso más esfuerzo para cerrar con la frente en alto su primera participación en un Eurocopa.

Turquía vence a la República Checa
Con goles de su capitán Nihat Kahveci a minutos del final, Turquía dio vuelta el marcador ante República Checa y consiguió el domingo una victoria épica 3-2 que le depositó en los cuartos de final de la Eurocopa.

Jan Koller y Jaroslav Plasil habían puesto en ventaja a los checos a los 34 y 62 minutos. Pero Arda Turan descontó a los 75 y Kahveci igualó a los 87 y luego anotó el de la victoria a los 89.

El arquero turco Volkan Demirel fue expulsado en tiempo adicional por agresión a un rival.

Turquía jugará el viernes ante Croacia en Viena por los cuartos de final.

Kahveci aprovechó un grosero error del arquero Petr Cech, uno de los mejores del mundo, que salió a cortar un centro, pero la pelota se le escapó de las menos, dejándosela servida al delantero turco. El capitán culminó la obra con un exquisito derechazo.

Con un triunfo y una derrota como saldo, e igual diferencia de gol, ambos equipos se medían en un duelo mano a mano por el otro boleto disponible en la zona a los cuartos de final.

Disconforme con la labor de Milan Baros en la derrota 3-1, el técnico checo Karel Bruckner le devolvió la titularidad a Koller, quien tampoco lo había convencido en el debut 1-0 sobre Suiza, como único atacante en un esquema 4-5-1.

Entre dos equipos con enormes dificultades para generar juego ofensivo, el gigante de 2,01 y 35 años terminó por definir la partida con un cabezazo.

Por esa vía, avisó a los 11 minutos al recibir un balón de tiro libre, pero se fue desviado.

El delantero del Nurenberg alemán se desquitó cuando desde la derecha el lateral Zdenik Grygera le envió un centro justo y saltó entre los turcos Servet Cetin y Emre Gungor para meter el cabezazo del gol, el número 55 en 90 partidos con la selección.

En Turquía, que perdió 2-0 con Portugal y se recuperó al vencer en el último minuto 2-1 a Suiza, la inclusión de Semih Senturk junto a Kahveci en ataque reveló una intención más ambiciosa que en dos anteriores encuentros. Pero fue poco lo que ofreció en la primera parte, salvo por un derechazo desde media distancia de Tuncay Sanly que apenas perturbó a Cech.

Senturk se quedó en el vestuario tras el descanso.

Los turcos intentaron alguna reacción, pero a los 60 Koller tomó el balón en el mediocampo y con todo el espacio a disposición salió a la carga. Sólo frente al arquero Volkan Demirel, definió afuera.

Dos minutos después, anotó Plasil, que aprovechó en un centro pasado otra distracción de la defensa turca y marcó a la carrera.

A 15 minutos del final, Turan descontó con un derechazo cruzado, tras desborde por derecha de Hamit Altintop, y comenzó la espectacular remontada.